El abridor venezolano Pablo López acabó con un récord vigente desde el año 1986 en las Mayores, al dominar a nueve bateadores de los Bravos de Atlanta e imponer una nueva marca de más ponches al hilo al iniciar un partido.

De esta forma, el criollo de los Marlins de Miami rompió la marca de Jim Deshaies, quien había ponchado a ocho bateadores al hilo en la temporada 86.

La racha de López terminó cuando el también venezolano Ehire Adrianza pegó una rodada de out para comenzar el cuarto episodio.

La marca de la mayor cantidad de ponches consecutivos en un partido es de 10, que comparten la leyenda de los Mets, Tom Seaver, y el derecho de los Filis, Aaron Nola, quien lo logró hace unas semanas.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook