Autoridades de Haití anunciaron el lunes la creación de una comisión para organizar el funeral del presidente Jovenel Moïse, asesinado el pasado 7 de julio por un grupo de mercenarios, y en el marco de una profunda crisis política que vive el país caribeño. 

Por decreto publicado el lunes en el diario Le Moniteur, se crea una comisión para organizar el funeral nacional del presidente Moïse “con el respeto, la solemnidad y la dignidad propios de su rango de jefe de Estado”. 

Este comité, que deberá cumplir su misión de acuerdo con las instrucciones del consejo de ministros, está integrado por los ministros de Relaciones Exteriores; de Cultura y Comunicación, y del Interior. 

Además, se conforma por el ministro de Defensa, el director del gabinete del presidente, el secretario general de la Presidencia y el director general del Museo del Panteón Nacional de Haití (Mupanah). 

El funeral ocurrirá en el marco de una fuerte crisis política tras el nombramiento por una parte del Senado de Joseph Lambert como nuevo presidente interino. 

El viernes pasado, una resolución firmada por ocho de los diez senadores que están en activo (la cámara alta se integra por 30 parlamentarios) designó a Labert, presidente del Senado, como nuevo jefe de Estado interino. 

Esta decisión del Senado desconoce la autoridad del primer ministro interino, Claude Joseph, quien asumió el poder Ejecutivo tras el magnicidio de Jovenel Moïse. 

El panorama político se complica debido a que Moïse, dos días antes de su asesinato, había nombrado como primer ministro a Ariel Henry, como nuevo primer ministro, pero el neurólogo de 71 años de edad no alcanzó a ser investido. 

(teleSUR) 

 

Comentarios Facebook