La popular plataforma de ‘streaming’ Netflix ha contratado al veterano de la industria de los videojuegos Mike Verdu como vicepresidente de Desarrollo de Juegos, lo que podría significar que ahora también competirá con gigantes como Sony o Xbox.

Netflix sumó cerca de 37 millones de nuevos suscriptores durante la pandemia. De esa cifra, más de cuatro millones se unieron al servicio en el primer trimestre de 2021. Sin embargo, las restricciones se van levantando, por lo que el gigante del streaming busca diversificarse y ofrecer a sus usuarios una nueva experiencia. A lo largo de su carrera, Verdu colaboró con Electronic Arts y Zynga, donde trabajó en éxitos como Los Sims o Plants vs Zombies. También creó videojuegos para las gafas de realidad virtual de Facebook Oculus.

Bloomberg informa de que Netflix podría ofrecer videojuegos a partir de 2022. De acuerdo con una fuente familiarizada con el asunto, que prefirió mantener el anonimato, el nuevo formato no influirá en el precio de la suscripción.

Cabe recordar que Netflix ya tiene cierta experiencia en el mundo de los videojuegos. Así, en 2019 anunció el lanzamiento del videojuego basado en su famosa serie Stranger Things. En cuanto a los nuevos videojuegos de la plataforma, es posible que sean videojuegos en la nube o historias interactivas similares a Bandersnatch, el episodio de la serie Black Mirror en el que se puede elegir las acciones del protagonista y de esta manera cambiar la trama.

En abril, el director de operaciones de la plataforma, Greg Peters, declaró a los inversores que los videojuegos podrían convertirse en una herramienta para crear un vínculo más fuerte con los suscriptores.

«Estamos tratando de averiguar cuáles son esas diferentes formas de incrementar los puntos de conexión, de profundizar esta afición», explicó.

El analista Jason Bazinet, citado por Bloomberg, califica este paso de «un evento significativo que tendrá amplias ramificaciones en el ámbito de los videojuegos» y creará «riesgos evidentes» para las empresas de videojuegos. Al mismo tiempo, los inversores parecen haber adoptado un enfoque de esperar y ver, pues el precio de las acciones de Netflix en la bolsa bajó un 1%, hasta los 542,95 dólares.

(Sputnik)

Comentarios Facebook