La policía ha recibido información sobre el atacante que propinó el 15 de julio un golpe en un ojo a un sanitario por, presuntamente, decirle que utilizara mascarilla. En las próximas horas se prevé su detención. 

El 15 de julio, por la noche, varios pasajeros del metro de Madrid grabaron un vídeo en el que se veía cómo un viajero propinaba un fuerte golpe a otro en un ojo. Supuestamente, el agresor, un joven con gorra rosa, mochila y ropa oscura, respondía con violencia a la petición del agredido de que usase mascarilla, obligatoria en espacios cerrados. 

Este hombre, al que no se le ve la cara y que termina tambaleándose y arrodillado en el suelo, era un enfermero del Hospital 12 de Octubre, al sur de la ciudad. El hecho supuso, según han verificado fuentes del hospital a TVE1, que tuviera que pasar por una operación de urgencia y pueda perder parte de la visión. 

Además, a las imágenes las acompañó un hilo de solidaridad, de espanto y una petición popular de identificar al agresor. Según han afirmado fuentes policiales a Efe, la detención está a punto de llevarse a cabo gracias a que una persona ha acudido a los juzgados y ha proporcionado información sobre el agresor. Las fuerzas de seguridad también han tomado declaración de los otros dos acompañantes que iban con él en el momento del suceso. 

Se encarga del caso la Brigada Móvil de la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Madrid, especializada en los delitos cometidos en el transporte público. A este cuerpo fue a quien recurrió Metro de Madrid tras el lance. También llamaron al Samur (servicio de urgencias) para que atendiera al sanitario. Tras un desplazamiento al centro donde trabaja, fue dado de alta, pendiente todavía de conocer las consecuencias. 

Ocurrió en la estación Alto del Arenal, de la línea 1. Allí se bajaron el protagonista de la agresión y sus acompañantes. Por lo que se ve en el vídeo, difundido por un pasajero que lo grabó y de unos 20 segundos de duración, el en convoy del suburbano empieza una discusión entre varias personas. Algunas se dispersan y queda un varón en vaqueros solo ante quien, supuestamente, se había revuelto por la solicitud de uso de mascarilla debido a la pandemia de coronavirus. 

Tras un intercambio breve de acusaciones, el agresor golpea duramente y con velocidad al agredido, al que se le caen las gafas de sol. Además, antes de bajar al metro, espeta: «Ojalá te mueras, gilipollas. Que te quede claro: ojalá te mueras». En lo que se detiene el transporte, recoge unos cascos de otro asiento y se va, sin mascarilla y con altivez. En redes sociales y algunas noticias aparecidas se mencionó la existencia de un arma blanca o un punzón, algo que no se ha confirmado: también se habla de puño americano o de que el objeto con que golpeó fuera su propio móvil. 

Suceso viral con bulos 

La agresión comenzó a compartirse y a hacerse viral en Twitter poco después, cuando el sindicato Unión Federal de Policía (UFP) publicó el video. Afirmaban que la agresión se produjo entre un pasajero y un policía por haber pedido la identificación. Después se ha nutrido de otros mensajes que aseguran que esta institución ha solicitado la ayuda ciudadana, algo que solo ocurre en «circunstancias excepcionales», según han comentado en varios medios. Sí que lo han pedido desde Alternativa Sindical de Policía, tal y como ha explicado el portavoz, Alfredo Perdiguero e integrante de las listas de Vox en 2019. 

En estas redes, además, se ha relacionado al joven con un extranjero. «Moro» o «latino» han sido algunos apelativos que han utilizado algunas cuentas, que protestaban porque esos datos no se hubieran publicado. También se ha indicado que el agredido seguía ingresado o que se había producido con un arma blanca. Aún no se conoce ni la nacionalidad del autor, ni la motivación ni el estado definitivo del agredido. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook