Un total de 32 migrantes venezolanos fueron rescatados por Carabineros en Chile, tras permanecer secuestradas en una casa ubicada en Pozo Almonte.

En medio del operativo, los funcionarios capturaron a una persona de nacionalidad venezolana e identificada como L.A.U.C., por el delito de secuestro. Además a una mujer de 32 años, con la misma ciudadanía, al ser señalada por las víctimas como la encargada de ingresarlos de manera ilegal, por lo que se le imputó tráfico de migrantes, reseñó el portal de noticias chileno 24horas.

De acuerdo con el medio, las autoridades emprendieron las averiguaciones luego que una venezolana denunció ante los cuerpos de seguridad en Santiago, que su hijo de 17 años  de edad estaba secuestrado al norte del país.

La mujer narró que el adolescente ingresó a Chile a través de vías no autorizadas, por lo que fue llevado de manera forzada a una residencia situada en calle Las Guancas, comuna de Pozo Almonte.

Los efectivos se desplegaron e iniciaron las pesquisas que arrojaron la localización de la vivienda donde estaba retenido el muchacho junto con  23 personas adultas y ocho menores de edad.

Los ciudadanos secuestrados fueron llevados  hasta la 2ª Comisaría de Carabineros de Pozo Almonte, en el sitio recibieron atención y les suministraron alimentos e hidratación.

Por su parte, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, afirmó que el caso «es de la mayor gravedad. Lo hemos dicho y hemos insistido en por qué es tan relevante desincentivar el ingreso clandestino a nuestro país».

«El riesgo de vida e integridad física es tremendo, han fallecido personas. El segundo riesgo es ser víctima de redes de tráfico de personas (…) Ciudadanos extranjeros que lucran con el sufrimiento de sus compatriotas y en este caos, aún más grave, incluyendo a niños, niñas y adolescentes. Secuestrándolos para exigirles un pago», destacó.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook