Una nueva ola de migrantes saltó este jueves a primera hora de la mañana por una zona cercana al paso fronterizo de Barrio Chino entre España y Marruecos, informó la Asociación Española de Guardias Civiles en Melilla en sus redes sociales. 

Cerca de 300 personas, fundamentalmente de origen subsahariano, conforman el salto de migrantes más numeroso de los últimos años.  

El ingreso se realizó por la ciudad autónoma de Melilla, que junto a Ceuta han sido puntos de entrada de migrantes al territorio español en los últimos meses. 

El salto de la valla provocó que algunos resultaran heridos y fueran trasladados al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) donde se les brinda atención médica. 

Los inmigrantes, todos hombres, tenían garfios en las manos para poder saltar la valla de seis metros de altura, y han entrado al país ibérico voceando “bossa, bossa” y “asilo” que significa victoria. 

De acuerdo con la Delegación del Gobierno, solo 238 de los cerca de 300 fueron los que lograron entrar, pese al enfrentamiento a las autoridades. Por el momento deben permanecer en el CETI para pasar cuarentena debido a la pandemia de la Covid-19. 

Según informa la prensa local, el dispositivo policial logró repeler el asalto de varios migrantes y tres agentes de la Guardia Civil resultaron heridos de carácter leve a causa de los garfios de hierro utilizados para escalar la valla. 

En este mes de julio, este es el tercer salto de la valla que sucede. El día 12 lograron entrar a territorio ibérico 119 migrantes y el 14 unos 20. Siete guardias civiles fueron heridos el 12 de julio y 2 el 14. 

Al respecto, la Delegación de Gobierno de Melilla, las asociaciones profesionales de la Guardia Civil y los sindicatos de la Policía Nacional han denunciado la “violencia empleada” por los asaltantes cuando enfrentan a los dispositivos policiales que intentan detener su entrada ilegal. 

El asalto a la valla coincide con la celebración de la pascua grande islámica, el Aid Kebir, que comenzó este miércoles 21 de julio y durará tres días. Los migrantes suelen elegir estas fechas festivas en vistas de posible disminución de fuerzas policiales en Marruecos y Melilla. 

Ceuta y Melilla, territorios no insulares de la Unión Europea en el continente africano son de los puntos más críticos en los flujos migratorios desde África hacia la vieja Europa. 

(teleSUR) 

Comentarios Facebook