Las agresiones y el robo de los activos contra Venezuela se iniciaron en 2014 cuando el Congreso de Estados Unidos dictó una Ley para, supuestamente, proteger al pueblo y la democracia venezolana, pero que fue el basamento jurídico para las venideras órdenes ejecutivas que configuraron el bloque y las sanciones.

Así lo recordó Miguel Ángel Pérez Pirela en su programa Desde Donde Sea, quien explicó que estas órdenes ejecutivas fueron utilizadas como mecanismo de extorsión sobre el pueblo “con el fin de que cambiásemos nuestra opinión en torno a la revolución”.

Estas órdenes se utilizaron “para asfixiar la economía, bloquearnos financiera y comercialmente y más de 30 mil millones de dólares se quedaron congelados en bancos internacionales y además se dejó de percibir 50 mil millones de dólares”, dijo Pérez Pirela.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook