Carrasco.jpg

El golpe que recibió Carlos Carrasco, a mediados de mes, fue dramático. Hasta los micrófonos en el Progressive Field captaron el impacto de la bola en el codo derecho. La lesión lo mandó a la lista de incapacitados de 10 días, con un hematoma enorme e hinchazón. Pero su recuperación ha sido rápida.

 

No sufre daños estructurales y, según reportes de MLB.com, no tuvo problemas en una sesión de bullpen el miércoles, antes del juego de los Indios de Cleveland contra los Cardenales de San Luis. El próximo paso es que vaya al Akron, filial Triple A de la organización, para que haga una apertura de rehabilitación el sábado.

 

Para seguir leyendo haga clic en este enlace de marcavinotinto.com.

Comentarios Facebook