La vocera de la Policía Nacional de Haití, Marie Michelle Verrier, confirmó este lunes que la investigación de la muerte del expresidente Jovenel Moïse, asesinado a tiros en la residencia oficial el 7 de julio pasado, condujo a la detención de uno de los responsables de su seguridad, Jean Laguel Civil.

De acuerdo con medios de prensa, el exjefe de la Unidad de Seguridad Presidencial está acusado de asesinato, intento de asesinato y robo a mano armada.

El oficial guardaba medida cautelar fuera de prisión, pero fue aprehendido y trasladado a una penitenciaría en Delmas, ciudad cercana a Puerto Príncipe (capital), una vez que la Policía emitió orden de captura en su contra.

Días atrás, el fiscal a cargo del caso, Me Bed-Ford Claude, solicitó a los servicios de migración que prohibieran la salida del país de Laguel Civil y otros tres oficiales de policía responsables de la seguridad de Moïse.

El esquema de protección del exgobernante incluía a una veintena de agentes policiales, pero ninguno resultó herido durante el ataque, según dejan ver el informe forense elaborado por el juez Carl Henri Destin y las pesquisas posteriores.

Con anterioridad, Laguel Civil había sido citado a testificar ante la Fiscalía junto con otro de los responsables de la seguridad presidencial, Dimitri Hérard, pero ninguno de los dos compareció para explicar cómo un comando de mercenarios extranjeros ingresó sin hallar resistencia a la residencia presidencial.

De acuerdo con la Policía, al menos 26 personas están ahora detenidas por sospechas de participar en el magnicidio, entre ellas 18 exmilitares colombianos que fueron contratados por una empresa con sede en Estados Unidos.

Este lunes, la Policía también emitió una orden de búsqueda de la exjueza suprema Wendelle Coq Thélot, a quien se acusa de estar implicada en el magnicidio bajo los cargos de asesinato, tentativa de asesinato y robo a mano armada. Se especificó que está armada y es peligrosa.

Coq Thélot fue jueza de Casación, la mayor instancia judicial del país, hasta febrero pasado, cuando Moïse la jubiló forzosamente junto a los magistrados Yvickel D. Dabrésil, y Joseph Mécène Jean Louis.

En ese momento, el expresidente haitiano también la acusó de complot de magnicidio, y tras la violenta muerte de este varias organizaciones y partidos políticos la propusieron como presidenta provisional de la nación caribeña.

(teleSUR)

Comentarios Facebook