La cadena RT divulgó una simulación realizada por la Universidad de Princeton (EEUU) de lo que sucedería si, para detener el avance de la OTAN, Rusia hace disparos nucleares de advertencia, el organismo responde y las partes disparan arsenal nuclear.

De acuerdo con ese escenario, Europa quedaría destruida y 2,6 millones de personas fallecerían en las primeras tres horas, antes de que se produjera el contraataque nuclear desde tierra y fallecieran 3,4 millones de personas más en apenas 45 minutos.

El ataque final, que implicaría el ataque a 80 de las ciudades más importantes del adversario, ocasionaría la muerte de 8,5 millones de personas en 45 minutos.

En total, perderían la vida inmediatamente 34,1 millones de personas y 57,4 millones más resultarían heridas, si bien la cantidad de víctimas fatales crecería con el tiempo, dados los efectos de la radiación.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook