La desaparición del dinero que le suministró la Usaid no es el único escándalo en torno a recursos manejados por Juan Guaidó y otros dirigentes opositores venezolanos, pues a mediados de junio de 2019 se conoció el denominado “Cucutazo”.

En el “Cucutazo”, representantes de Guaidó se apropiaron de fondos para la ayuda humanitaria proveniente de Estados Unidos, Canadá, Alemania, Suecia, Argentina Chile, Colombia, Puerto Rico y la Unión Europea, así como los fondos recaudado en el concierto realizado en la frontera.

El filósofo y comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela recordó en su programa Desde Donde Sea, que hubo varios diputados opositores que terminaron emborrachándose, con prostitutas, los días del “concierto humanitario” y uno de ellos fue asesinado por una de ellas.

“Una aberración desde todo punto de vista. (…) Esta ha sido la vez que más cerca estuvieron de invadir a Venezuela”, dijo Pérez Pirela.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook