Las autoridades turcas detuvieron a una persona sospechosa de provocar incendios forestales en el sur del país, anunció el presidente Recep Tayyip Erdogan. 

«Hay un detenido en Milas (provincia de Mugla). Si se trata de una actividad subversiva, es nuestro deber castigar a los responsables», declaró el líder turco. 

Este 31 de julio el ministro de Agricultura e Industria Forestal de Turquía, Bekir Pakdemirli, comunicó que en cinco provincias del país continúa la extinción de 10 incendios forestales. 

Según el titular, 88 de los 98 incendios ya se encuentran bajo el control de los bomberos. 

Los incendios causaron al menos seis muertos y más de 400 heridos. 

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, expresó la disposición del bloque comunitario para ayudar a Turquía en la extinción de incendios forestales. 

«Una solidaridad total con Turquía y disposición para brindar ayuda», publicó Borrell en Twitter tras una conversación con el canciller turco Mevlut Cavusoglu. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook