El fiscal general de Colombia, Francisco Barbosa, anunció este sábado que se responsabilizará al exgeneral del Ejército Nacional, Mario Montoya, por presuntamente participar en 104 ejecuciones extrajudiciales, entre las que figuran las de cinco menores de edad. 

La imputación al general retirado se encuentra dentro de las masacres de los falsos positivos, asesinatos ejecutados por comandos de las Fuerzas Militares contra población civil que fueron reportados como bajas en combate desde noviembre de 2007 hasta noviembre del 2008. 

De acuerdo a las investigaciones, Montoya, durante ese período, habría estimulado premios a sus subordinados por cantidad de bajas reportadas en las operaciones, desconociendo así la Directiva 300-28 emitida por el comandante general de las Fuerzas Militares el 20 de noviembre de 2007, en la que priorizaba como resultado operacional la desmovilización, sobre las capturas o las muertes en combate. 

En 2018 Montoya desconoció su implicación en las masacres y se subordinó voluntariamente a la investigación de esos crímenes que desarrolla la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), órgano jurídico creado en el marco del Acuerdo de Paz en 2016. 

La fiscalía general de la Nación informa que Montoya, quien fuera comandante del Ejército Nacional entre 2006 y 2008, será imputado por homicidio agravado. 

El abogado de las víctimas de falsos positivos ante la JEP, Sebastián Escobar, sobre esta decisión de la fiscalía explicó que primero la solicitud de imputación será dirigida a la Corte Suprema de Justicia y una vez ahí podrá pactarse la audiencia. 

Tanto Escobar como organismos internacionales de Derechos Humanos (DD.HH.) han considerado la decisión de la Fiscalía como un avance hacia el acceso a la justicia y a la verdad de las familias de las víctimas de los falsos positivos en Colombia. 

(teleSUR) 

Comentarios Facebook