El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, ha confirmado la marcha del astro argentino Leo Messi por motivos económicos y defendido la necesidad de salvar a la institución.

«Nuestra institución está por encima de jugadores, incluso por encima del mejor jugador del mundo, al que estaremos agradecidos eternamente», ha afirmado en rueda de prensa el dirigente de la entidad de fútbol.

En la tarde del 5 de agosto el club hizo pública la marcha del astro argentino mediante un comunicado en el que afirmaba que el contrato no podía formalizarse por la normativa de LaLiga española. Una noticia que conmocionó al mundo del fútbol y a los aficionados blaugranas, que daban por hecho la permanencia del jugador.

El presidente de la entidad inició su intervención culpando la «nefasta herencia» recibida de su predecesor, Josep Maria Bartomeu, que hizo que la masa salarial deportiva representara un 110% respecto a los ingresos.

La nueva dirección era consciente de las dificultades económicas que atravesaba el club, pero tras una auditoría de cuentas descubrieron que las deudas «eran mucho peores de las previstas» y «la masa salarial desorbitada», según Laporta, dejando a la empresa sin margen salarial para quedarse con Messi.

«No hemos tenido tiempo de reconstruir esta situación», ha señalado, insistiendo en que Messi quería quedarse en el FC Barcelona.

«Leo quería quedarse, por lo tanto no está contento», ha explicado Laporta a preguntas de los medios.

«No voy a hipotecar el club a 50 años vista para inscribir al mejor jugador de la historia», lamentó el presidente, que dejó claro que el argentino «quería quedarse» e «hizo todo lo posible» por continuar en el club, que a su vez estaba «dispuesto a asumir riesgos».

En un primer momento se ofreció a Messi un contrato de dos años y posteriormente uno de cinco que aceptó, pero el Barça solo podía inscribirlo en LaLiga de fútbol español a cambio de aceptar una operación que hipotecaba durante medio siglo los derechos audiovisuales.

«Llega un momento en el que te tienes que plantar y analizar fríamente cuales son los intereses y los límites del club», justificó el presidente barcelonés, que concluyó que era «imposible» cumplir el tope financiero de LaLiga.

Laporta destacó el «excelente» y «único» legado que deja Messi como «referencia de una etapa esplendorosa» del fútbol y dijo del argentino que «se lo merece todo» porque «ha demostrado su amor por el Barça y voluntad de quedarse».

Con la marcha de la estrella mundial del fútbol comienza una «nueva era post-Messi» en el Barça, en la que Laporta se mostró convencido de que el club «continuará tal como ha hecho tras la marcha de otros grandes nombres».

«Estamos más motivados que nunca», aseguró el presidente de la entidad deportiva, y garantizó que saldrá adelante «pese a las dificultades» como ha hecho en sus «122 años de historia».

(Sputnik)

Comentarios Facebook