Un Tribunal de Garantías Penales de la provincia de Chimborazo (Ecuador) sentenció a 34 años y ocho meses de prisión a una mujer identificada como Silvia Patricia A. G., por el asesinato de la venezolana Diocelys Salazar, reportó la Fiscalía ecuatoriana en una nota de prensa. 
 
El ente acusador precisó que en la condena se estableció «el pago de una multa de 800 salarios básicos unificados y una reparación integral de 10.000 dólares a favor de la familia de la víctima», que era oriunda de Coro (Falcón, noroccidente). 
 
Por esta causa también fue procesada Lina María M. B., pero el Tribunal aún no ha dictado sentencia porque está embarazada y la legislación del país andino establece que en estos casos, la resolución judicial debe informarse una vez transcurridos 90 días del parto. 
 
Según la versión presentada por el fiscal Patricio Parco, el 14 de febrero de 2020, Diocelys estaba en un cruce de calles en el cantón Riobamba (Chimborazo) con tres amigas, cuando Lina María M. B. se acercó al grupo y lanzó gas lacrimógeno sobre sus ojos
 
Esta situación fue aprovechada por Silvia Patricia A. G. para apuñalarla en el cuello con un arma punzopenetrante a la altura de la vena yugular, lo que le ocasionó una hemorragia masiva, falleciendo instantes después. 
 
Para sustentar la acusación que condujo a la condena, la Fiscalía apeló al informe de la autopsia de ley, así como las experticias practicadas por los equipos forenses sobre el arma homicida, el frasco de gas pimienta y el análisis del sitio del crimen, así como la valoración del audio e imágenes recogidos por la cámara de seguridad instalada en un negocio cercano al lugar del crimen. 
 
En marzo de 2021, autoridades venezolanas confirmaron que los dos menores hijos de Salazar habían sido repatriados desde la ciudad de Guayaquil, pues no tenían familiares directos en Ecuador. 
 
(LaIguana.TV)
 

 
Comentarios Facebook