Un hombre salvado de las fauces de un cocodrilo se recuperaba el sábado en el hospital junto con quien lo rescató, tras haber sido atacado en una remota región del noreste de Australia. 

Los hombres se encontraban nadando en la península de Cape York el viernes por la tarde cuando uno de ellos fue atacado, dijo Denis O’Sullivan, del Servicio de Ambulancias de Queensland, a los medios de comunicación en Cairns. 

El otro hombre resultó herido cuando intentaba rescatar a su amigo del cocodrilo de agua salada, que podría haber sido de hasta 2,5 metros de largo, dijo O’Sullivan. 

Uno de los hombres sufrió heridas importantes en la cabeza, el pecho y los brazos, mientras que su rescatador sufrió laceraciones en los brazos.  

Los medios de comunicación locales informaron de que ambos eran miembros del ejército que habían estado nadando antes del ataque.  

Un médico del ejército que se encontraba en una barcaza cercana les aplicó un torniquete antes de trasladarlos al hospital, lo que supuso un enorme esfuerzo que implicó un viaje en lancha, helicóptero y avión de casi 800 km al sur de Cairns.  

Aunque ambos hombres se encuentran ahora en un estado estable, O’Sullivan dijo que el más joven se salvó por los pelos.  

«Creo que tiene mucha suerte de estar vivo y de estar aquí hoy para contarlo», afirmó. 

(AFP)

Comentarios Facebook