El expresidente estadounidense Barack Obama fue visto bailando sin mascarilla en su fiesta de cumpleaños número 60 en la isla Martha’s Vineyard en Massachusetts. La celebración tuvo lugar en plena propagación de la cepa delta del coronavirus en EEUU.

La cantante estadounidense Erykah Badu, quien actuó en el evento, convenció al héroe del día para subir al escenario a bailar. Es más, la cantante subió el video difamatorio en su cuenta de Instagram, pero luego se dio cuenta y lo borró.

Pero lo que se hace, no se deshace.

Es más, el rapero Trap Beckham y su mánager, TJ Chapman, publicaron fotos en Instagram de la comida y la decoración del evento, así como de ellos mismos fumando marihuana, que es legal en Massachusetts, pero las fotos se eliminaron más tarde por estar prohibidas por las reglas del evento.

Entre los invitados famosos se encontraban Jay-Z, Beyoncé, Steven Spielberg, Bradley Cooper, Don Cheadle, Stephen Colbert, Bruce Springsteen, Tom y Rita Hanks.

La fiesta tuvo lugar en la mansión de Obama, comenzó la noche del 7 de agosto y duró hasta la mañana.

Obama tenía la intención de realizar una fiesta con motivo de su 60 cumpleaños, a pesar de las recomendaciones del Centro Estatal para el Control y la Prevención de Enfermedades. Como se informó, la celebración contaría con hasta 500 invitados.

Muchos residentes de la isla se quejaron de que esto era mucho más grande que la «fiesta familiar» que habían anunciado. Expresaron preocupación por la situación epidemiológica y la posible propagación de la delta.

Según los médicos rusos, la delta es tan volátil y mortal porque el número de partículas virales necesarias para infectarse es diez veces menor que en la cepa de Wuhan.

La delta se detectó por primera vez en la India en octubre pasado. El Instituto de Investigación Médica de toda la India informó que esta variante del virus es capaz de infectar a las personas incluso después de haber sido vacunadas con las vacunas Covaxin y Covishield.

(Sputnik)

Comentarios Facebook