El ritmo de vacunaciones se ha desarrollado demasiado lento en el continente y ello puede llevar a crisis más serias que las actuales.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) aseguró este miércoles que en Latinoamérica solo una de cada cinco personas está vacunada contra la covid-19, mientras la amenaza de la variante Delta se hace presente en toda la región.

En conferencia de prensa, la directora de la OPS, Carissa Etienne, advirtió que se ha convertido en una necesidad inmediata el proceso de inmunización ante la creciente presencia de la variante Delta pues podría poner en riesgo los avances logrados hasta la fecha, así como la vida de miles de personas.

Etienne remarcó también que, en promedio, solo una de cada cinco personas ha recibido la vacuna en Latinoamérica, pero en algunos países la cifra llega a ser menor del cinco por ciento de la población. Incluso, de los países con más recursos, ninguno cuenta con el 70 por ciento de la población vacunada completamente.

Por otro lado, la funcionaria destacó también el alto número de personas que, a la par de los efectos físicos ocasionados por la pandemia, sufren de lo que ella clasificó como una crisis de salud mental en la región.

De acuerdo a varias investigaciones realizadas por la institución, casi el 60 por ciento de la población sufre ansiedad o depresión en las Américas.

Desde que el Covid-19 llegó hace 16 meses el estrés y el miedo invadieron la vida cotidiana, con pérdidas de empleo sin precedentes que se sumaron a la emergencia sanitaria.

Etienne, como directora de la OPS, instó a los países a cumplir sus compromisos con respecto a la integración de la atención a la salud mental en los planes de respuesta a la covid-19.

En la última semana, se han registrado 1.4 millones de contagios y 20.000 muertes solo en América. En las zonas del continente como Centroamérica y el Caribe los casos de contagios están en alza, mientras que en Suramérica se mantiene un leve descenso en las últimas semanas.

(teleSUR)

Comentarios Facebook