El regreso del grupo terrorista talibán al poder en Afganistán trae consigo el inminente retroceso en materia de derechos de las mujeres. Un video que muestra a los talibanes riéndose a carcajadas ante una pregunta sobre las mujeres políticas se hizo viral, y ha generado una oleada de indignación en las redes.

Las indignantes imágenes, captadas en junio, revelan cómo la reportera de Vice Hind Hassan, vestida con un hiyab, le pregunta a un grupo de talibanes si se respetarán los derechos de las mujeres en Afganistán. Si bien aseguran que respetarán aquellos que contempla la ley islámica, la sharía, no pueden contener la risa cuando la reportera les pregunta si esto también significa que las mujeres podrán participar en la vida política del país.

«Dejen de filmar. Dejen de filmar. Me hizo reír», expresa, entre risas, el comandante talibán Khatab.

Los periodistas de Vice informaron de que los talibanes le pidieron a la reportera que se pusiera un burka azul —una vestimenta musulmana que cubre por completo el cuerpo y el rostro— antes de conceder la entrevista, aunque se negó a hacerlo.

El video acumuló más de dos millones de reproducciones en Twitter y generó la ira de los usuarios. «¿Por qué los talibanes tienen tanto miedo a las mujeres? ¿No tienen madres? ¿Esposas? ¿Hijas?» y «es como preguntar a un lobo si dejará vivir a las ovejas si le permites vivir en tu granja» fueron algunos de los comentarios en la publicación.

El 17 de agosto, el portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, prometió, sin dar más detalles, que los talibanes iban a respetar los derechos de la mujer, eso sí, dentro de las normas de la ley islámica.

También aseguró que los talibanes han animado a las mujeres a regresar al trabajo y que han permitido que las niñas regresen a la escuela, entregando pañuelos islámicos en la puerta.

Del 6 al 14 de agosto, los muyahidines se hicieron con el control de todas las capitales provinciales de Afganistán y el día 15 entraron en Kabul. Se hicieron así de nuevo con el poder tras dos décadas de intervención aliada que llegará a su término a fines de este mes. El presidente afgano, Ashraf Ghani, huyó del país y se encuentra asilado en Emiratos Árabes Unidos.

Los talibanes afirmaron que aspiran a un «traspaso completo» de poder, y a la vez aseveraron que en los próximos días negociarían a nivel nacional para formar «un gobierno transparente, inclusivo e islámico».

(Sputnik)

Comentarios Facebook