Los periodistas alemanes han descubierto que el exministro de comunicaciones afgano del Gobierno de Ashraf Ghani, Sayed Sadaat, está trabajando en las calles de la ciudad de Leipzig como repartidor de pizzas.

Según Leipziger Volkszeitung, Sayed Sadaat abandonó Afganistán a finales de 2020. Es decir, antes de la huida y la renuncia de Ghani.

Cuando Sadaat se quedó sin dinero, consiguió un trabajo como repartidor de pizzas en la empresa Lieferando. El exministro espera que esto sea temporal y pronto poder empezar a trabajar en una empresa de telecomunicaciones.

En Afganistán, Sadaat participó en el desarrollo de telecomunicaciones en áreas rurales y planeó lanzar un satélite conjunto afgano-chino. En 2020, dimitió porque se negó a utilizar los fondos asignados a su ministerio para luchar contra los talibanes, movimiento proscrito en Rusia y otros países.

(sputniknews.com)

Comentarios Facebook