Nuevo baño de realidad para el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien se ha visto obligado a acortar e interrumpir en varias ocasiones su intervención en su primer acto público callejero tras la vuelta de sus vacaciones. Ha ocurrido en Navalmoral de la Mata, Cáceres, en la visita a un centro de mayores, donde ha sido abucheado con gritos de «¡fuera, fuera!» y «fascista».

La protesta ciudadana ha sido constante desde el inicio de la intervención, una nueva declaración institucional sin preguntas de apenas siete minutos, en la que ha agradecido la presencia de los medios de comunicación que, no obstante, no han podido formular pregunta alguna.

Apenas un minuto después de iniciar su comparecencia, un grupo de personas ha comenzado a proferir gritos contra el presidente, quien se ha visto arropado por un grupo de militantes socialistas utilizando como contraataque sus aplausos y gritos de «presidente, presidente», con la intención de acallar la protesta y que no pudiera escucharse en la señal institucional. Moncloa incluso cortó el canal de audio de la señal durante el paseo de Sánchez al centro de mayores, acompañado por el presidente extremeño Guillermo Férnández Vara, ya que la pitada y los gritos no cesaron en la hora y media que duró la visita.

Durante la comparecencia, el jefe del Ejecutivo fue interrumpido constantemente por los suyos, provocando que se acortara su intervención ante las complicaciones. Sánchez se limitó a pedir dejar atrás «la crispación y la confrontación» e instó a los grupos políticos del Congreso a llegar a un acuerdo para aprobar el acuerdo de pensiones que aprobó el pasado martes el Consejo de Ministros.

«Que dejemos la confrontación, que dejemos la crispación y que aprobemos entre todos en el Parlamento de la Nación, en las Cortes Generales, este importante acuerdo aprobado por el Consejo de Ministros el pasado martes». Una petición a los grupos parlamentarios del Congreso a quienes este miércoles dedicó un sonoro portazo al rechazar todas las peticiones de comparecencia al Gobierna, un total de 15 entre las que se encontraba la del presidente del Gobierno sobre la misión de evacuación de Afganistán.

El presidente también abogó porque «se produzca una recuperación económica justa que se traslade a los salarios, al empleo de nuestros jóvenes y a unas jubilaciones justas para nuestros mayores. Pido a la oposición que nos unamos todos en torno a este importante acuerdo para las pensiones de hoy y las pensiones del mañana».

(libertaddigital.com)

Comentarios Facebook