Inteligencia artificial, biología sintética, realidad mixta y criptomonedas. Según el emprendedor y tecnólogo Santiago Bilinkis, estas son las tecnologías más poderosas que están emergiendo y transformando nuestras vidas. El experto contó a Sputnik qué podemos hacer para aprovechar sus beneficios y cuidarnos de sus peligros.

Vivimos en medio de una revolución tecnológica en la que surgen nuevas tecnologías que superan a las anteriores, y a las cuáles debemos adaptarnos con extrema rapidez. Algunas de ellas ya transforman nuestras vidas de maneras inimaginables.

Sobre este tema conversamos con el emprendedor y tecnólogo argentino Santiago Bilinkis, fundador de empresas tecnológicas como Officenet, autor de los libros Pasaje al Futuro y Guía para Sobrevivir al Presente y docente del curso ‘Tecnologías que nos van a cambiar la vida’.

«Esta imagen que uno ve cuando va a cualquier reunión, de todas las personas más preocupadas por la pantalla de su teléfono que por lo que pasa a su alrededor no es casualidad. Es resultado de una selección precisa de contenidos que los tienen continuamente cautivados. El teléfono celular es la primera herramienta que cuando la empezás a usar te empieza a usar a vos«, señaló Bilinkis.

El experto explicó cuáles son los beneficios pero también los peligros de las principales tecnologías que hoy existen: la inteligencia artificial, los avances en biología sintética y la posibilidad de editar el genoma, la realidad mixta —falta de límites entre el mundo real y virtual— y las criptomonedas.

Esto y más en Big Bang. Pueden escucharnos todos los días a las 19 horas de México, las 21 horas de Uruguay y las 0 GMT.

En Uruguay, se transmite en Radio M24 (frecuencia 97.9 de Montevideo y 102.5 de Maldonado) los lunes y miércoles a las 19 horas, y sábados a las 12 horas. En Radio Illimani – Patria Nueva de Bolivia, a través de 94.3 FM (señal para todo el país) y en 93.7 FM (Cochabamba), de lunes a viernes de 4 a 5 horas. En Radio Kawsachun Coca (FM 99.1 de Cochabamba y FM 99.9 Trópico), de 22 a 23 horas.

(Sputniknews)

Comentarios Facebook