Un joven venezolano identificado en las redes sociales bajo el alias de @EsArkaiko, se vio obligado a teñirse de emergencia el cabello, luego de que funcionarios del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) le comunicaran que no podía tomarse la foto del pasaporte con el cabello teñido.

Según relató en Twitter, como no quería perder la cita, ofreció raparse, pero dos mujeres le aconsejaron que acudiera a un supermercado cercano y adquiriera pintura para calzado, popularmente conocida como «griffin» y se lo tinturara allí mismo.

El muchacho, que es cantante, registró el proceso en un video que se viralizó en las plataformas en línea.

«Moraleja: aún queda gente chévere en este país, gracias», dijo, a modo de conclusión de su inusual historia.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook