El nutricionista Mijaíl Ginzburg ha explicado los beneficios, perjuicios y las consecuencias estéticas que puede causar el excesivo consumo de plátanos, también conocidos como guineos o bananas. ¿Realmente son más beneficiosos que otras frutas?

«Contienen unas 70-80 calorías por cada 100 gramos. En comparación, las manzanas tienen 56 calorías por cada 100 gramos, y las naranjas, entre 50 y 52», explicó.

En una entrevista con el medio ruso Zvezda, Ginzburg sugirió que los plátanos no son mejores que otras frutas. Además, son más calóricos y por eso su consumo no es recomendable en exceso y mucho menos para personas que necesitan o desean bajar de peso.

Según él, existen afirmaciones de que los plátanos ayudan a combatir el insomnio, pero son bastante ambiguas. También señaló que hay otros alimentos que favorecen la producción de serotonina y melatonina, como las cerezas.

«En mi opinión, el insomnio es algo secundario, situacional. Es decir, si una persona tiene, por ejemplo, un préstamo impago o problemas familiares, es poco probable que un plátano le ayude», subrayó.

Los principales beneficios de los plátanos son su fibra dietética insoluble, que incluye celulosa y fibra. Ayudan a regular los niveles de azúcar en la sangre y también contribuyen al funcionamiento normal del intestino. Sin embargo, Ginzburg no considera que los plátanos sean un superalimento especial, ya que estas fibras se encuentran en todas las frutas y verduras.

«Todas las frutas y verduras, debido a la fibra dietética, producen una serie de efectos que contribuyen a la limpieza del colon, como la retención de agua en el intestino grueso, lo que hace que el contenido sea más blando. En segundo lugar, también un punto importante, crean el volumen de este contenido, porque el intestino no empieza su actividad motora hasta que no hay un volumen adecuado, hay que comer más fibra para crearlo», concluyó Ginzburg.

(Sputniknews)

Comentarios Facebook