En el ojo de un huracán, hay calma y un cielo azul. Eso es lo que los investigadores del Centro de Predicción del Clima Espacial de la Administración Nacional de Océano y Atmósfera (Noaa) recordaron al público en videos publicados en las redes sociales el domingo (29).

Es un acto de valentía en nombre de la ciencia. Justo antes de que el devastador huracán Ida tocara tierra en el sur de los Estados Unidos este domingo 29 de agosto, un avión Hurricane Hunter de la Noaa, la agencia meteorológica de los Estados Unidos, voló una vez más tierra adentro en el centro de la tormenta para recopilar datos del viento y de la presión atmosférica.

El huracán Ida tocó tierra a la 1:55 p.m. ET como una tormenta de categoría 4 con viento máximo sostenido de 241 km / h y una presión mínima central de 930 hPa en Port Fourchon, Luisiana.

Un video publicado por el Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos muestra el vuelo en el ojo del huracán Ida justo antes de que la tormenta golpeara la costa del Golfo de México en el estado sureño de Luisiana.

Las imágenes muestran claramente lo que se llama efecto estadio. Esto se debe a que la apariencia es de un estadio circular donde la pared de nubes circular es equivalente a las gradas y el espacio abierto del ojo del ciclón tropical al área abierta sobre el campo de juego.

(Pysnnoticias)

Comentarios Facebook