El exdiputado Freddy Guevara aseguró que no será posible conseguir un cambio político en Venezuela a partir de «una situación de quiebre militar o social» como lo ha ofrecido la dirigencia del ala extremista de la oposición en otras ocasiones, sino que se avanzará hacia un proceso de negociación en el que ningún factor político eliminará al otro.

«En este momento estoy convencido de que lo que tenemos que empujar es una solución negociada a través de las conversaciones en México (…). Estoy convencido de que el círculo vicioso tiene que cesar», dijo este 31 de agosto en una conversación con la prensa desde la sede de su partido, Voluntad Popular (VP).

En una suerte de ‘mea culpa’ sobre la postura intransigente que ha caracterizado al sector antidemocrático de la oposición, el dirigente admitió que VP debe revisar la manera como ha estado intentando conseguir hacerse con el poder político en Venezuela.

«Nosotros también debemos entender que las anteriores estrategias no funcionaron», afirmó.

Guevara también reconoció que existen dudas acerca del éxito de esta nueva ronda de negociaciones con el Gobierno Bolivariano y aunque defendió su pertinencia, advirtió que no se tratará de un proceso corto y puntualizó que en ningún caso se buscará «la salida de Maduro y el fin del régimen chavista». Antes bien, sostuvo que todos tendrán «que ceder y tragar sapos pelúos».

«Quiero dedicarme a hacer todo lo posible para que este proceso de negociación salga bien», añadió. 

A su parecer, el país debe caminar hacia la construcción de un espacio en el que coexistan las fuerzas políticas, pero sin lo que denomina «estructuras dictatoriales», aunque no dejó suficientemente claro a qué se refería con ello.

En este orden, indicó que «no se trata de ignorar o desconocer la historia o hacernos los locos y pensar que ahora todos vamos a hacer amigos (…). No vamos a hacernos amiguitos. Pero nadie puede buscar la desaparición del otro sector político. Se trata de entender que se acabó la época en la cual un factor político puede eliminar al otro«.

Por último, aclaró que la medida cautelar que le fue impuesta a propósito de su presunta implicación en el plan sedicioso-terrorista «La Fiesta de Caracas», implica un régimen de presentación cada 30 días, pero no le prohíbe salir del país.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook