Conductores inexpertos, carros potentes y poco sentido común. Parece la fórmula perfecta para el desastre, y así lo podemos comprobar en este video, donde la diversión se convirtió velozmente en un aparatoso accidente.

En el video se puede ver cómo un grupo de conductores decidió cerrar una frecuentada autopista para hacer piruetas y derrapes en el pavimento. La situación se descontroló rápidamente cuando un chico, queriendo alardear de sus habilidades, estrella un Toyota Supra nuevo contra un poste.

Como podemos ver, el Supra se encontraba fuera de control y se deslizó a toda velocidad hasta el final de la calle, aunque por suerte sin herir a nadie. Sin embargo, el bolsillo del principiante no corrió la misma suerte, ya que al salir del vehículo explica que había tomado el auto prestado.

Más tarde el organizador del evento, el club de autos canadiense YEG, aseguró en un video publicado en Instagram que en realidad el auto no era prestado, sino casi suyo. Aunque la publicación fue eliminada de la red social.

Manejar es una gran responsabilidad, especialmente si el auto que estás usando tiene más fuerza de la que puedes controlar y no te pertenece.

(Sputnik)

Comentarios Facebook