Luego del escándalo que se desató en el Arena Continthians con la suspensión del clásico entre la Selección Argentina y Brasil por las Eliminatorias Sudamericanas, el hijo del presidente Jair Bolsonaro descargó toda su bronca en Twitter y compartió un durísimo mensaje contra el combinado albiceleste.

“Los argentinos jugaron malas pasadas. Sabían que estaban infringiendo la ley brasileña, impidieron que Anvisa se fijara en ellos y, a la fuerza, subieron a cuatro de Inglaterra”, escribió en su cuenta Flavio Bolsonaro, aludiendo a Emiliano Martínez, Cristian Romero, Giovani Lo Celso y Emiliano Buendía, los futbolistas del último campeón de la Copa América que militan en la Premier League y que, según las autoridades sanitarias locales, habían puesto en su declaración jurada al momento de entrar a Brasil que en los últimos 14 días no habían estado en Reino Unido, algo que no era cierto.

Además, el hijo del mandatario ultraderechista, que en más de una ocasión minimizó a la pandemia de coronavirus y la trató de una “gripezinha”, continuó su tweet y pidió que se sancione al equipo de Lionel Scaloni: “PF tiene que investigar quién no tomó medidas antes del partido y Argentina debería ser severamente castigada”. 

Por qué se suspendió Brasil vs. la Selección Argentina

El motivo fue que Emiliano Martínez, Emiliano Buendía, Cristian Romero y Giovani Lo Celso no podían estar jugando por un tema sanitario: según Anvisa, los cuatro habían puesto en su declaración jurada -al momento de entrar a Brasil- que en los últimos 14 días no habían estado en Reino Unido, algo que no era así.

La postura de la Selección Argentina ante esta decisión de las autoridades de Brasil fue la de retirarse al vestuario debido a que, si no jugaban todos los futbolistas, no jugaba ninguno. Esa era la misma decisión que se había tomado en la previa.

 La palabra de Scaloni tras el escándalo en Selección Argentina vs. Brasil 

“Me pone muy triste, no busco ningún culpable”, aseguró el DT nacional y destacó: “Si pasó o no pasó algo, no era el momento para hacerlo”. Además, manifestó que “tenía que ser una fiesta para todos, termina en esto. Tengo que defender a mis jugadores. Si entra gente que se los querían llevar, deportar, no hay ninguna chance”.

“En ningún momento se nos avisó que no podía jugar el partido”, afirmó Scaloni y explicó: “El delegado de Conmebol me dijo que nos vayamos al vestuario”. Por último, expresó en TyC Sports: “Que Argentina entienda que ha sucedido. Somos los damnificados, queríamos jugar el partido, como también quería Brasil”.

(TyC Sports)

 

 

Comentarios Facebook