La inclusión de vegetales y frutas en la dieta diaria tiene un rol indispensable para mantener una buena salud en el organismo. La falta de estos alimentos se puede manifestar no solo en el estado de salud, sino también en la apariencia física de una persona. 

Al excluir las frutas y verduras de la alimentación el organismo carece de fibra, ya que estas son importantes fuentes de fibra por lo que se convierten en grandes aliados a la hora de perder peso. Además, al ser jugosas o contener líquidos tienen un efecto refrescante manteniendo al organismo hidratado y al mismo tiempo previniendo la hinchazón. 

Una piel cansada y maltratada también es un efecto de la falta de estos alimentos en nuestras comidas. Las frutas y verduras con su alto contenido de antioxidantes brindan muchos beneficios al cutis, reduciendo las espinillas y el enrojecimiento de la piel. Según el portal Woman’s era, los antioxidantes de estos alimentos también ayudan a prevenir el envejecimiento y disminuyen las arrugas. 

El organismo también podría soportar una deficiencia de vitaminas y minerales nutricionales afectando así al sistema inmunológico, el bienestar de los ojos, las células cerebrales y constante fatiga. 

Al no dar al organismo los nutrientes que se encuentran en las frutas y verduras, el cabello y las uñas también se debilitan y se vuelven quebradizos, e incluso se puede sufrir la pérdida de cabello. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook