La aprobación de distintas autoridades del Ejecutivo aumentó ligeramente en setiembre. Según la última encuesta de El Comercio-Ipsos, la gestión del presidente de la República Pedro Castillo fue respaldada por un 42% en setiembre, 4 puntos porcentuales más que el mes pasado. Su desaprobación se mantuvo dentro del margen de error, con un 46%.

El respaldo del mandatario es considerablemente más alto en el interior del país (49%) que en Lima (29%). Asimismo, la aprobación es mayor en los niveles socioeconómicos más bajos.

Al igual que en la encuesta anterior, el apoyo a Castillo Terrones es más alto en los hombres (47%) que en las mujeres (38%).

El principal motivo por los que se respalda al jefe de Estado es porque se considera que quiere que el Perú cambie (45%). En segundo lugar, por considerar que lucha contra la corrupción (22%). Un 20% lo aprueba por percibirlo como una persona humilde.

En cuanto a la desaprobación, los principales motivos responden a la creencia de que el mandatario no está preparado para gobernar (39%), a que ha convocado a malos profesionales (31%) y a la consideración de que está rodeado de simpatizantes del terrorismo (28%).

Por otro lado, la aprobación del presidente del Consejo de Ministros Guido Bellido aumentó de 21% a 25%. Sin embargo, su desaprobación se mantuvo por encima del porcentaje de respaldo, con un 60%.

Por su parte, el respaldo del ministro de Economía Pedro Francke pasó de 38% a 41% en setiembre. Su desaprobación alcanzó un 36%, sin mayor variación respecto del mes anterior.

Distinto es el panorama en el Congreso de la República. Mientras que el respaldo aumentó en las autoridades del Gobierno, la aprobación del Legislativo pasó de 40% a 37%. Por otro lado, su desaprobación alcanzó un 49%, cinco puntos más que el mes pasado.

El respaldo de la presidenta del Congreso, María del Carmen Alva, pasó de 37% a 33%. La desaprobación de su gestión creció diez puntos y pasó de 37% en agosto a 47% en setiembre.

Por otro lado, un 65% de los encuestados considera que el premier Guido Bellido debe ser reemplazado. 28% cree que debe continuar en el cargo.

En cuanto al ministro de Trabajo Iber Maraví, 55% cree que debe dejar el cargo. Un 30% indicó que debe mantenerse en el puesto.

(El Comercio)
Comentarios Facebook