Agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos encontraron a dos niños abandonados en el Río Grande, cerca de Eagle Pass, Texas, el martes 14 de septiembre.

El hallazgo se dio aproximadamente al mediodía mientras los agentes estaban realizando operaciones en bote. Entonces notaron colores inusuales a la orilla del río.

Al acercarse, los agentes descubrieron a dos niños pequeños abandonados, la niña de dos años vestida de color amarillo y un bebé de tres meses que estaba acostado en un portabebés color azul claro, detalló la CBP.

Las autoridades fronterizas realizaron una búsqueda exhaustiva en el área y no encontraron otros migrantes o traficantes que explicaran cómo llegaron los niños a ese lugar.

Sin embargo, encontraron una nota debajo del portabebés, donde decía que la niña de 2 años y el niño de 3 meses, ambos nacionales de Honduras, eran hermanos. 

Los menores fueron rescatados de forma segura, señaló la agencia a través de un comunicado. Los infantes no requirieron atención médica y fueron trasladados a la estación de Uvalde, Texas, para su procesamiento.

En los últimos meses se han encontrado varios menores no acompañados en la frontera entre México y Estados Unidos. En abril pasado dos hermanos de cinco y seis años fueron dejados por traficantes de personas en una zona rocosa de la frontera entre California y México.

Una semana antes de ese incidente, la CBP reveló un vídeo que registró cómo un hombre dejaba caer a dos niñas de origen ecuatoriano, de tres y cinco años, desde lo alto del muro fronterizo, que mide 14 pies de altura (4.2 metros) en una área de Nuevo México.

Hasta este lunes 13 de septiembre, la CBP tenía bajo su custodia a 587 menores no acompañados, según datos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

(Milenio)

Comentarios Facebook