El dirigente opositor Stalin González, quien es parte de la delegación de las oposiciones que dialogan con el gobierno del presidente Nicolás Maduro en México, es de la opinión que la iniciativa derivará en «una mesa de conversaciones de largo plazo» para alcanzar «acuerdos parciales» que estén acompañados de «un mecanismo de seguimiento» que garantice su cumplimiento.

En conversación con el diario El País de España, González, quien formalmente está adscrito a las filas de Un Nuevo Tiempo aunque se ha mostrado cercano a las más recientes posiciones de Henrique Capriles Randonski, que apuntan hacia un abordaje progresivo de las diferencias con el chavismo, aseguró que, de momento, no es factible esperar soluciones mágicas a corto plazo.

El dirigente, que ya ha participado en otras conversaciones con representantes del Gobierno Bolivariano, describió el clima de los encuentros como «cordial», si bien calificó la postura de los negociadores gubernamentales como «maximalista».

En particular, refirió que el tema económico, que es reconocido por las partes como prioritario, no puede resolverse sobre la base de un acuerdo parcial, sino que «hay que construir un camino para llegar hasta allá. No comenzar por ahí», como, sostuvo, le indicó al jefe de la delegación gubernamental, Jorge Rodríguez.

Al ser consultado por El País acerca de sus expectativas, precisó que esperaba «profundizar en los acuerdos económicos». Empero, matizó que esto no debería interpretarse como el anuncio de otro acuerdo parcial, como sucedió en la ronda anterior, cuando se anunciaron pactos relacionados con la defensa de la Guayana Esequiba y la protección del pueblo venezolano, particularmente en lo tocante a la adquisición de vacunas contra la COVID-19.

No obstante, aclaró que lo antes expuesto tampoco significa que el camino hacia el acuerdo político sea lento. «Siento que tenemos tanto tiempo intentándolo que al menos hay algo de panorámica. Cada uno de los bandos tiene una idea de lo que el otro quiere; ahora hay que trabajar», dijo al respecto.

Finalmente, González ofreció un panorama de lo que, considera, serían «victorias tempranas» para las oposiciones dialogantes: «En el tema económico, que hagan posible el uso de recursos venezolanos confiscados en el exterior para mejorar la vida de la población. Acuerdos que permitan tomar decisiones sensatas para tener una economía sana, sacar al país de la lista negra en la que está. A mediano plazo, quizás, veo factible un cronograma electoral pactado».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook