«Lo que más necesita la argentina es la unidad. Unidad con la diversidad, pero la unidad», aseguró el expresidente uruguayo, José Pepe Mujica. El dirigente histórico del Frente Amplio hizo foco en la discusión interna actual que existe en el Frente de Todos luego de la crisis desatada por la derrota en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatoria (PASO). «Hace falta que se encierren un mes a tomar mate, discutiendo y no puteándose por la prensa, para generar media docena de cosas centrales como políticas de Estado», agregó el expresidente oriental apuntando a la experiencia de su propio espacio político.

«Recomiendo leer el Martín Fierro, los hermanos sean unidos porque sino se los comen los de afuera. Lo que más necesita la Argentina es la unidad, unidad con la diversidad, pero unidad. No es momento de peleas internas, por el contrario, el compromiso es muy grande«, destacó el Pepe Mujica en Radio 10. «Hay que apechugar con la realidad y tratar de cambiarla y poner moralmente todo el esfuerzo y dejar las cuestiones secundarias y las vanidades humanas que aparecen en estos momentos. ¿Por qué? Porque lo necesita el pueblo argentino», destacó el dirigente frenteamplista.

«El gobierno tiene que gobernar y gobernar lo mejor posible, pero más en el mediano plazo precisaría un cónclave de gente útil de todas partes tomando mate durante un mes y discutiendo y no puteándose por la prensa. Y tiene que lograr una media docena de cosas centrales como políticas de Estado que se mantengan a lo largo de los años», indicó el octogenario dirigente y militante de toda la vida.

«La Argentina es maravillosa, por los recursos que tiene pero está desquiciada. En el sistema político tienen que dialogar mucho más, no hay democracia sin diálogo, y el diálogo significa bajar los decibeles no putearse tanto por la prensa y conversar más.», aseguró Mujica y agregó: «Tiene que haber un programa mínimo de unidad nacional y después todas las diferencias que quieran, porque esa es una responsabilidad del gobierno y de la oposición. No se puede estar refundando el país cada dos o tres años».

La experiencia de coalición del Frente Amplio de Uruguay

Mujica explicó que «la historia de los gobiernos del Frente Amplio es la historia del Uruguay. Mi interpretación personal es que el Uruguay siempre estuvo gobernado por frentes. Lo que se llamaban partidos tradicionales, que son los dos partidos del origen de la patria siguen vivitos y coleando. Y siempre tuvieron algo así como una izquierda y una derecha en el interior del partido con líos interiores, permanentemente pero se mantuvieron, están ahí».

El exintegrante del movimiento guerrillero Tupamaros afirmó que «(el expresidente uruguayo) Don José Batlle y Ordoñez llegó a tener cuatro fracciones en su propio partido. Entonces nosotros aprendimos esas lecciones. La gran desgracia en el mundo es que las izquierdas se dividen por ideas y las derechas se juntan por intereses.»

«Las izquierdas tienen que aprender que tienen que encontrar caminos del medio que hagan sustentable lo más importante que es la unidad, porque desunidos no van a ningún lado, desunidos son polvo de la historia, son juguetes de la historia. Para ser alternativa hay que estar unidos», indicó Mujica apuntando al eje central que logró que el Frente Amplio lograra mantenerse a lo largo de los años y llegue a la presidencia con Tabaré Vázquez en el 2005.

«Ahora, hay que aprender a tener tolerancia interna y capacidad de negociación, nuestras verdades son relativas y hay que negociarlas con la de los otros compañeros, no tiene vuelta. Si caigo en el tremendismo rompo todo», agregó el exmandatario que fue electo senador en 2019 y renunció a su cargo para dedicarse a la militancia popular.

«La nuestra es posible, tiene más de cincuenta años. No es un pacto electoral para ganar una elección. Es un pacto histórico que logramos meter desde la Democracia Cristiana hasta el Partido Comunista y estamos todos junto», explicó sobre la experiencia del Frente Amplio en su país. «Y nos peleamos y tenemos diferencias, pero vamos haciendo programas en los que nos ponemos de acuerdo para cada etapa y punto. Y acatamos la decisión de la mayoría. Y a veces nos tenemos que comer algún que otro sapo, pero la unidad con la diversidad estratégicamente vale mucho más que las disidencias tácticas», indicó sobre la vida interna del frente que integra desde que salió en libertad en 1985 ya en democracia.

(Página 12)

Comentarios Facebook