Un sacerdote de 40 años, párroco de la iglesia de la Anunciación, en la región italiana de la Toscana, ha sido detenido tras saberse que usaba el dinero de las donaciones de sus feligreses para organizar orgías sexuales con drogas.

Tal y como recoge Il Corriere della Sera, el sacerdote, que se llama Francesco Spagnesi, se encuentra en arresto domiciliario acusado de tráfico e importación de sustancias estupefacientes.

Spagnesi compraba cocaína y la conocida como ‘droga de la violación’, el narcótico GBL, en Países Bajos. Luego las usaba en orgías que organizaba por internet y en las que participaban hasta 200 personas.

Según la Fiscalía de Prato, encabezada por el magistrado Giuseppe Nicolosi, el narcotráfico y la organización de fiestas ilegales se venían desarrollando desde hacía algún tiempo.

Los feligreses, que durante años habían apreciado a su cura por ser joven y dinámico, habían notado recientemente un cambio radical en su comportamiento. “Estaba nervioso, tímido y ausente, no le gustaba organizar bautizos, comuniones, confirmaciones y bodas”, dice un fiel al Corriere.

El obispo de Prato, Giovanni Nerbini, expresó «dolor y consternación» por lo sucedido. Monseñor Nerbini, en una nota, explicaba que hacía tiempo que conocía «un fuerte estado de sufrimiento físico y psicológico del sacerdote pero nadie podría haber imaginado jamás que tuviera problemas de drogadicción».

El obispo explicó que cuando la diócesis tomó conocimiento de movimientos sospechosos en las cuentas parroquiales, «procedí a retirar el poder de firma del párroco». Finalmente, a principios de septiembre fue destituido y este viernes fue detenido. 

(20 Minutos)

Comentarios Facebook