El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), pide a EE.UU. a pasar del discurso a la acción para resolver la crisis migratoria que afecta a los dos países.

“Ya basta de discurso, ya hace falta la acción”, ha denunciado AMLO este miércoles en su habitual conferencia matutina. También ha exigido a la administración del presidente estadounidense, Joe Biden, a dejar de lado las declaraciones políticas y suscribir de una vez por todas un convenio para el desarrollo de Centroamérica, que permita atender de fondo las causas de la actual crisis migratoria.

Asimismo, ha pedido a Estados Unidos evitar las medidas represivas para afrontar la migración. “Ya basta de querer arreglar un problema social con medidas coercitivas. Nosotros no queremos helicópteros artillados. Lo que queremos es que la gente tenga recursos”, ha indicado.  

Al recordar que en la década de los 60, Washington ejecutó un plan de desarrollo por diez años, por un monto actual equivalente a 120 000 millones de dólares, el mandatario precisó que “desde la época del presidente Kennedy, EE.UU. no ha invertido lo suficiente para la región”.

Las declaraciones de López Obrador se producen en momentos en que han estado marcados por las escandalosas imágenes de la frontera entre México y EE.UU., debido a la represión que ejercen las autoridades estadounidenses contra la población migrante que intenta llegar a territorio norteamericano.

Para el mandatario mexicano la solución está en que Washington invierta en programas de desarrollo para toda la región, especialmente la centroamericana. No obstante, ha admitido que no han recibido nada de los recursos que había prometido el país norteamericano para impulsar el desarrollo regional.

En lo que va del año fiscal 2021, que comenzó en octubre pasado, más de 750 000 migrantes han sido expulsados bajo el Título 42 de las leyes sanitarias estadounidenses, figura que autoriza al Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. (DHS, por sus siglas en inglés) a ejecutar expulsiones de migrantes “en caliente”, con el argumento de las medidas sanitarias contra la pandemia del coronavirus, causante de la COVID-19.

Pese a que la Administración de Donald Trump (2017-2021) fue la que comenzó el bloqueo y expulsión ilegal de personas en la frontera en marzo de 2020, su sucesor Joe Biden continúa con esta política de manera que el pasado 2 de agosto emitió una nueva orden, bajo el mismo argumento, para continuar con las deportaciones.

(HispanTV)

Comentarios Facebook