Este miércoles 22 de septiembre el presidente de Guyana, Irfaan Ali, mediante un comunicado, reiteró que acudirá a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para la resolución de la disputa fronteriza que actualmente mantiene su país con Venezuela por el Esequibo.

Esta decisión la habría tomado tras las conversaciones sostenidas con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, en la Oficina de la Misión Permanente de Guyana en Nueva York.

Según reseña la agencia internacional EFE, durante dichas reuniones, Ali y Almagro trataron el tema relacionado con la unión de todos los sectores políticos de Guyana en torno a la controversia fronteriza con Venezuela.

Esto, por cierto, ocurrió luego de que el Gobierno venezolano y la oposición unieran fuerzas a principios de septiembre para afrontar el caso, en medio de las rondas de diálogo que se desarrollan en México.

El Gobierno guyanés, en su momento, subrayó que rechaza firmemente el acuerdo tomado por los distintos factores políticos venezolanos sobre el asunto de la Guyana Esequiba. Este territorio, recordemos, abarca casi 160.000 kilómetros cuadrados al oeste del río Esequibo.

De acuerdo al Ministerio de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional de Guyana, el referido acuerdo constituye “una amenaza abierta a la soberanía y la integridad territorial de Guyana”.

En el texto publicado este miércoles, cabe destacar, Ali destaca que, aunque su “gobierno acoge con agrado los esfuerzos para lograr la armonía interna dentro de Venezuela, los acuerdos que desafían el derecho y los procesos internacionales no pueden constituir una base para mediar en disputas internas”.

Antecedentes

  • En enero del año 2018 el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, decidió que sería la CIJ la encargada de resolver la disputa y que ambas partes estarían obligadas por la jurisdicción de esa corte a aceptar la decisión final.
  • En diciembre del año 2020 la CIJ decidió que ostenta la autoridad necesaria para pronunciarse sobre el caso.
  • Dicha instancia le otorga a Guyana y a Venezuela un plazo, que se extiende hasta el 8 de marzo de 2022, para que presenten alegatos escritos en su defensa.
  • La intención de Guyana es obtener, gracias a la CIJ, una sentencia definitiva y vinculante que la declare como dueña del Esequibo.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook