Venezuela, que mantiene un contencioso territorial con Guyana por la región del Esequibo, criticó al presidente guyanés, Mohamed Irfaan Ali, por tergiversar el asunto en el discurso que pronunció en la 76 Asamblea General de la ONU.

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores venezolano deploró «las tergiversaciones y mala fe demostradas en el discurso» del mandatario guyanés.

«Lamentablemente la línea argumentativa que esgrime Guyana desde 2015 es directamente proporcional a la seducción e injerencia de la Exxon Mobil y otras transnacionales que no solo la empujaron a dar al traste con las negociaciones amistosas que veníamos siguiendo en cumplimiento del Acuerdo de Ginebra desde 1966 para dirimir bilateralmente nuestra controversia territorial sobre la Guayana Esequiba, sino que también financian costos legales de la acción ilegítima ante la Corte Internacional de Justicia contra Venezuela», señaló la Cancillería.

El ente diplomático reafirmó que el Acuerdo de Ginebra de 1966 es el único instrumento legal que es válido para dirimir la controversia e instó a Guyana a «abandonar el camino unilateral de la Corte Internacional de Justicia».

Desde hace más de 100 años Venezuela y Guyana mantienen un diferendo sobre la soberanía de la Región del Esequibo, que abarca unos 160.000 kilómetros cuadrados al oeste del río Esequibo y posee grandes reservas de petróleo.

En 1966, ambas naciones firmaron un acuerdo para buscar una solución pacífica a esta disputa, pero Guyana introdujo en 2018 una demanda ante la Corte Internacional de Justicia en la que pide al tribunal validar legalmente el laudo arbitral de 1899 que le da control absoluto sobre el territorio.

La histórica disputa entre ambos países ha aumentado su tensión desde que Guyana intensificó sus labores de exploración de crudo y minerales en la zona.

(Sputnik)

Comentarios Facebook