El Servicio de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) anunció este viernes la suspensión de vuelos con origen y destino a La Palma, ante la intensificación de la erupción del volcán Cumbre Vieja, enclavado en esa isla.

“Suspendemos temporalmente la operativa con La Palma debido a la evolución de la situación volcánica. De manera temporal  se cancelan todos los vuelos. Ya estamos contactando y atendiendo a los pasajeros afectados», indicó la aerolínea Canaryfly.

Al respecto, recomendaron a aquellos pasajeros que ya se encontraban en alguna terminal acudir al mostrador de información. “La suspensión temporal de la operativa afecta, de momento, únicamente a los vuelos con origen y destino La Palma. El resto de la programación se sigue desarrollando con total normalidad”, añadieron.

Por su parte, Iberia y Binter también procedieron a cancelar sus vuelos hacia La Palma; esta última aseveraron que mantendrán la paralización de sus servicios desde y hacia dicho destino hasta tanto “las condiciones mejoren y permitan volar garantizando la seguridad. En este momento no es posible hacer una previsión de cuándo se podrán retomar los vuelos”.

En el caso de Binter igualmente interrumpió de manera temporal sus vuelos a la isla de La Gomera y hacia Tenerife Sur, en aras de garantizar la seguridad de pasajeros y tripulaciones y ante la evolución y extensión de la nube de Ceniza.

Se intensifica la actividad con dos nuevas bocas

El Instituto Volcanológico de Canarias (Involcán) informó sobre la aparición de dos nuevas bocas eruptivas en Cumbre Vieja, de las cuales manan coladas de lava y una mayor explosividad, forzando la evacuación de los vecinos que aún permanecían en tres de las zonas más amenazadas.

Se trata de los barrios de Tajuya, Tacande de Arriba y Tacande de Abajo, los cuales, a tenor de una orden de la dirección del Plan Especial de Protección Civil ante Riesgo Volcánico (Pevolca), están siendo evacuados, elevando el número de desalojados a más de 5.700 personas.

El volcán Cumbre Vieja comenzó a erupcionar el pasado 19 de septiembre, y a tenor de las últimas mediciones del sistema de observación europeo Copernicus la lava cubre 190.7 hectáreas, y ha destruido a su paso 420 edificaciones y 15.2 kilómetros de carreteras, evidenciando un crecimiento en su actividad, pues en solo 18 horas el magma ocupa 10.6 hectáreas más de terreno y ha devastado 30 inmuebles.

(teleSUR)

Comentarios Facebook