La erupción del volcán de Cumbre Vieja, en La Palma, ha captado la atención internacional porque, aunque está generando un enorme sufrimiento entre las personas que han perdido sus casas, se trata de un fenómeno de la naturaleza digno de admirar para muchos. Por ello, la NASA se ha hecho eco del suceso, compartiendo una impresionante fotografía del volcán desde la Estación Espacial Internacional (EEI).

La instantánea fue tomada el pasado 22 de septiembre por Thomas Pesquet, miembro de la tripulación de la Expedición 65, cuando la EEI orbitaba por la noche sobre esa zona, con lo que se pueden apreciar mejor las luces de las áreas habitadas y la erupción. “El volcán de La Palma en erupción. El resplandor anaranjado de la lava, en contraste con la negrura del océano Atlántico, resulta aún más impresionante. El brillo de la lava parece demasiado cercano al resplandor de las luces de la ciudad”, escribió el astronauta francés en su cuenta de Twitter.

Unos días después, la NASA recuperó la imagen y la modificó ligeramente para que se pudieran percibir mejor los detalles. “La imagen se ha recortado y mejorado para mejorar el contraste, y se han eliminado los artefactos de la lente”, precisaba la agencia espacial estadounidense. Asimismo, ha recordado el momento en que se inició el fenómeno: “La erupción comenzó el 19 de septiembre a partir de fisuras en los flancos occidentales de Cumbre Vieja. Una explosión inicial arrojó ese día cenizas y gas a miles de metros de altura”.

La última vez que Cumbre Vieja entró en erupción fue en 1971, ha destacado la NASA. “Aunque 50 años es un tiempo relativamente largo para los humanos, supone un momento geológico en términos de un volcán muy activo como este”, apunta en dicho comunicado William Stefanov, científico de teledetección de la Estación Espacial Internacional.

(as.com)

 

 

Comentarios Facebook