El director ejecutivo de la farmacéutica Pfizer, Albert Bourla, considera que la normalidad podría retornar en el año 2022, aunque no descarta que sigan apareciendo nuevas variantes del coronavirus.

A través de una aparición en el programa This Week transmitido por ABC News, Boula expresó que dentro de un año se pueda tener una vida normal, pero «no creo que esto signifique que las variantes no vayan a seguir apareciendo ni que debamos poder vivir nuestras vidas sin vacunarnos».

En ese sentido, asevera que las personas «probablemente» necesitarán una vacunación anual y así poder enfrentar las nuevas variantes que surjan en todo el mundo, aunque «no lo sabemos realmente, tenemos que esperar y ver los datos», apuntó.

Estos comentarios se suman al expresado hace una semana por la directora ejecutiva de Moderna, Stéphane Bancel, quien también piensa que la pandemia puede terminar en un año.

A su juicio, toma en cuenta las capacidades de la producción de la vacuna y cree que a mediados de 2022 toda la población a nivel mundial, podría estar vacunada.

(Agencia)

Comentarios Facebook