Todo el mundo conoce los beneficios que tiene el verde. Esta bebida es rica en antioxidantes, vitaminas y polifenoles. No obstante, existen ciertas categorías de personas que deberían limitar su consumo, advierte la nutricionista Svetlana Fus.

Durante el embarazo, no se recomienda consumir grandes cantidades de té verde, y es que es rico en cafeína, un alcaloide que aumenta el riesgo de aborto y parto prematuro. También dificulta la absorción del ácido fólico, una sustancia que desempeña un importante papel en la formación de la columna vertebral y del cerebro del bebé.

El té verde también destaca por su alto contenido en taninos, que en grandes cantidades pueden romper el equilibrio de hierro en el organismo y obstaculizar el transporte del magnesio y calcio. Por esta razón, Fus no recomienda tomarlo durante la comida: deberías esperar un par de horas.

Los taninos irritan el estómago, por lo que no son recomendables para quienes sufren de úlceras pépticas, advierte la experta.

Esta es la bebida que ayuda a mejorar la memoria y a vivir más tiempo. Y en este artículo te contamos si es peligroso beber leche todos los días. Lo más actual e interesante para tu salud y entretenimiento, en nuestra sección Estilo de vida.

(Sputnik)

Comentarios Facebook