El Parlamento de Barbados, un pequeño territorio caribeño de cerca de 280.000 habitantes, votó este miércoles, por un margen de 25-0, a favor de enmendar la Constitución para poner fin a la asociación del país con la Corona británica y dar a la isla el estatus de República, con una posible entrada en vigor el 30 de noviembre.

La medida supondrá que a partir de ese día en Barbados, que se independizó del Reino Unido en noviembre de 1966, fecha en la que ingresó en la ONU, la jefatura de Estado deje de recaer en la reina Isabel II de Inglaterra, si el proceso avanza como está previsto.

La primera ministra de Barbados, Mia Mottley, declaró hoy ante el Legislativo que la transición de Barbados a una república parlamentaria es una medida largamente meditada.

Mottley recordó a los legisladores que su administración no ha llevado a cabo acciones precipitadas y que las conversaciones sobre la transición comenzaron hace más de dos décadas.

Describió la iniciativa como un «proyecto de ley simple, pero funcional», ya que la enmienda constitucional revoca la norma de Barbados de 1966 que otorga la jefatura del Estado a la Corona británica, manteniendo intacto el resto de la Constitución.

UN CIUDADANO DE BARBADOS JEFE DEL ESTADO

La enmienda prevé que un ciudadano de Barbados sea jefe del Estado, cambie el juramento de lealtad a la Corona británica y garantice la continuidad en todos los demás aspectos del Estado en Barbados.

«Esta ha sido una conversación que se ha venido desarrollando desde diciembre de 1998. Ha sido un largo viaje», indicó Mottley.

Dijo que el cambio pondría fin a un jefe de Estado británico de Barbados desde que los colonos ingleses desembarcaran en la isla en 1625 y reclamaran ese territorio para el rey Jaime I.

(EFE)

Comentarios Facebook