Organizaciones ambientalistas del estado Zulia reportaron que este miércoles falleció una tortuga del tipo Caretta Caretta que había sido rescatada por pescadores en las costas de la población de Santa Rosa de Agua, al norte de Maracaibo.

Según se detalló, el reptil murió porque comió exceso de plástico, material que consumía como alimento.

Medios locales reseñaron que tras su rescate, el animal fue trasladado a un estanque de Vereda del Lago, donde personal especializado, incluyendo biólogos y veterinarios, hizo todo cuanto estaba a su alcance para salvar su vida, a pesar de haber dictaminado que su estado de salud era comprometido.

Así, incluso fueron capaces de controlar una infección causada por parásitos que se había extendido por todo su caparazón y que potencialmente podría causarle severos daños.

Los ambientalistas coinciden en señalar que la causa última del deceso de la tortuga es la contaminación del lago de Maracaibo, pues en sus intestinos se encontraron restos de «basura normal y corriente que puedes encontrar en cualquier hogar de Maracaibo», aseguró Mapache Ecoaventura, una de las organizaciones que atendió al malogrado animal.

Un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente estima que unos 100.000 animales marinos mueren cada año a consecuencia de los plásticos que las personas arrojan a los océanos.

Anualmente, el organismo calcula que se arrojan unos 13 millones de toneladas al año y advierte que de mantenerse esta tendencia, en 2050 habrá en los mares más plásticos que peces.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook