El banco portugués Novo Banco, de propiedad mayoritaria de la firma de capital privado Lone Star, ha bloqueado un pago a la Organización Panamericana de la Salud de más de 13 millones de vacunas y 30 millones de jeringas para el pueblo venezolano. 

Así lo refirió la Internacional Progresista a través de un comunicado en el que detalló que una coalición de diputados de toda Europa escribió al director general de la entidad financiera, Antonio Ramalho, para solicitarle que actúe “de acuerdo con el derecho internacional y libere los fondos para salvar la salud y la vida de la infancia venezolana”. 

En concreto, la solicitud, congelada por el banco portugués, se refiere a más de 30 millones de jeringas; 6 millones de vacunas contra el sarampión, las paperas y la rubéola; 5,5 millones de vacunas contra la difteria y el tétanos; 2 millones de vacunas contra la poliomielitis; y 1 millón de vacunas contra la fiebre amarilla. 

“Bandes nos informó que presentó esta solicitud a Novo Banco el 22 de julio y aún no ha recibido respuesta. Actualmente no hay ningún obstáculo legal o extralegal que impida a un banco portugués hacer una transferencia de fondos propios de Bandes en reales brasileños directamente a una cuenta bancaria brasileña para pagar los suministros humanitarios para los niños”, detalla la misiva. 

Contexto: 

En marzo pasado, recordemos, el Novo Banco, institución financiera en la que reposan dineros del Estado venezolano, se negó a liberar los fondos solicitados por el Gobierno Bolivariano para atender la pandemia, justificando la negativa a partir de instrucciones que le habrían sido giradas por el gobierno luso

En declaraciones a la prensa, la vicepresidenta Delcy Rodríguez explicó que una vez detectados los primeros casos de COVID-19 en el país, en marzo de 2020, el presidente Nicolás Maduro ordenó que se adelantaran gestiones para recuperar los recursos financieros de Venezuela que están bloqueados en distintos bancos de Europa y los Estados Unidos a instancias del exdiputado Juan Guaidó, entre ellos Novo Banco. 

Según detalló, en cumplimiento con la demanda presidencial, el 24 de marzo de 2020, el entonces ministro de Finanzas, Simón Zerpa, dirigió una comunicación al banco portugués y el 9 de abril de 2020, Manuel Quevedo, quien para la fecha cumplía funciones como presidente de la estatal Petróleos de Venezuela, S.A., solicitó la liberación de recursos de la petrolera depositados en esa institución para hacer frente a la pandemia. 

Novo Banco respondió a Venezuela, precisando que “de conformidad con las leyes y reglamentos pertinentes, y con la instrucción recibida de las autoridades portuguesas, no podemos satisfacer su solicitud de liberación de los fondos”. 

(LaIguana.TV) 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios Facebook