La Corte de Apelación holandesa emitió el 14 de septiembre un fallo en el que determinó el derecho a la empresa estatal de Curazao, RdK para vender activos de la filial de Petróleos de Venezuela, Propernyn, para abarcar 52 millones de dólares de una deuda. 

De acuerdo con Argus, quien realmente salió beneficiado fue ConocoPhillips, porque posee retenidas “acciones de Propernyn para cubrir 10.000 millones de dólares de deuda arbitral venezolana”. 

Se estima que el proceso se desarrolle en varios meses, mientras tanto un funcionario judicial holandés se encargará de «valorar y vender el activo, con un pago prorrateado a los dos demandantes”.

Argus reseñó que a la par, la estatal Pdvsa y los reclamantes se encuentran sumidos en un trámite de arbitraje internacional, el cual pudiera llevar a un acuerdo previo a la venta.

La empresa es dueña del 15 % de la refinería europea Nynas y de la terminal Bopec de Bonaire, de 10 millones de metros cúbicos, las dos ambas delineadas inicialmente para operar petróleo venezolano.

Nynas se reformó en el 2020 con la finalidad de mermar “la participación de Pdvsa del 50,1 al 15 %, liberando a la empresa de las sanciones impuestas por Estados Unidos a las compañías controladas por Pdvsa”.

Acotaron que la terminal de Bopec no está en funcionamiento, pero sí en liquidación.

No se precisa cuánto dinero obtendría ciertamente RdK con la comercialización de acciones de Propernyn.

ConocoPhillips declaró, que “en nombre de los accionistas de la empresa, seguimos comprometidos con la búsqueda de todas las vías legales disponibles para obtener una recuperación completa y justa de nuestros reclamos”. 

El medio publicó que las filiales Nynas y Bopec de Propernyn  son los dos activos medulares en el extranjero que todavía maneja el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

En el escenario de las negociaciones que se realizan en la Plataforma Unitaria, el mandatario venezolano exige el  restablecimiento del control de los activos  del país en el exterior como por ejemplo, cerca de 2.000 millones de dólares en oro del Banco Central de Venezuela (BCV) en el Banco de Inglaterra. 

El primordial activo de Venezuela es la refinadora en Estados Unidos, Citgo, y Monómeros, en Colombia, empresas que fueron tomadas por el sector de la oposición dirigido por Juan Guaidó y apoyada por Washington desde 2019.

“Los tenedores de bonos Pdvsa 2020 impagados tienen una prenda explícita sobre la mayoría de las acciones de la matriz de Citgo Holding, Pdvsa Holding”, refiere el medio. En tanto que en Colombia, un arbitraje regulador y la quiebra de Monómeros desataron pugnas dentro de los partidos opositores venezolanos, quienes pretenden obviar las responsabilidades ante la catastrófica administración y la corrupción en la nación neogranadina.  

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook