El martes, durante la sesión plenaria del Parlamento Europeo (PE) sobre el futuro de las relaciones entre la UE y Estados Unidos, Josep Borrell, al hablar sobre el acuerdo de seguridad entre Australia, el Reino Unido y Estados Unidos (AUKUS), calificó de vital e irreemplazable la asociación tripartita, aunque, dijo que era necesario colocarla sobre una base más sólida.

“AUKUS ha sido una llamada de atención y hay cambios en la sociedad estadounidense que se han estado gestando durante muchos años que sin duda afectarán el papel de Estados Unidos en el mundo”, afirmó Borrell.

Ante tal coyuntura, el alto representante de la UE para la Política Exterior ha llamado a los países europeos a “estar preparados para adaptarnos a la nueva situación”.

Borrell se refirió así a las tiranteces causadas entre Bruselas y Washington, luego de que, constituido AUKUS, Australia anulara un contrato firmado con Francia para el suministro de submarinos por valor de decenas de miles de millones de euros.

En septiembre, los principales líderes de la UE acusaron al presidente estadounidense, Joe Biden, de deslealtad y exigieron una explicación de Washington por engañar a Francia y otros socios europeos al negociar en secreto el nuevo acuerdo submarino.

Además, los ministros francés y alemán dijeron que la decisión occidental de despojar a Francia del contrato de suministro de submarinos era un duro recordatorio de que la UE debía reforzar su capacidad para actuar de forma independiente. El ministro de Asuntos Europeos de Francia, Clement Beaune, dijo que la ruptura de la confianza con Washington fortaleció el argumento para que Europa establezca su propio rumbo estratégico.

(HispanTV)

Comentarios Facebook