Ante el desfalco y expoliación que el exdiputado ultraderechista Juan Guaidó y su camarilla cometieron contra activos venezolanos en el extranjero, el pasado jueves 7 de octubre se conoció que la coalición opositora autodenominada como Alianza Democrática se escindió de estas acciones.

Así lo reveló dicha organización a través de un comunicado en su cuenta de la red social Twitter, donde indican que rechazan «lo sucedido» con Monómeros Colombo Venezolanos S.A. por el tinglado legislativo encabezado por Guaidó.

En el documento, señalan que «Es notorio, público y comunicacional el saqueo que han perpetrado a estas empresas usando como carnada las necesidades del pueblo venezolano» y afirman que el «reconocimiento» de la comunidad internacional a Guaidó como «presidente interino» no tiene aval jurídico y fue hecho en contra de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

En ese sentido, solicitan que la responsabilidad caiga en su totalidad en los artífices del «gobierno interino» y miembros del G4 que participaron. Además, aludiendo a personajes como Julio Borges, señalan que «no aceptamos, bajo ningún concepto, la estrategia de algunos quienes integran esta farsa, de desmarcarse de esto, a treinta meses de haber estado participando y beneficiándose de los dividendos económicos obtenidos por tal fin».

También advierten que el dinero recaudado en el «Cucutazo» y la supuesta ayuda humanitaria nunca se hizo una rendición de cuentas ante el país de cuánto se recaudó ni en qué se invirtió.

Finalmente, exhortan al Gobierno constitucional presidido por Nicolás Maduro a estudiar la aplicación de inhabilitaciones políticas, ya que afirman que el 60% del padrón electoral tiene intenciones de participar en los próximos comicios del 21 de noviembre.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook