El jefe de la Diplomacia de la Unión Europea (UE) defiende la misión de observación electoral en Venezuela, aunque a EE.UU. “no le entusiasme la idea”.

“Sé que a los americanos no les ha entusiasmado la idea”, ha afirmado este viernes el alto representante de la política exterior de la UE, Josep Borrell, refiriéndose a su decisión de enviar una misión de observación electoral a Venezuela para las elecciones regionales del próximo 21 de noviembre en este país.

Mientras tanto, Borrell ha calificado la medida de “la mejor garantía” que se puede dar a la oposición, señalando que “tenemos que tomar decisiones sopesando ventajas e inconvenientes”.

Ha recordado que “toda la oposición”, incluidos los partidos que apoyan a Juan Guaidó—reconocido por la UE como “presidente interino” de Venezuela—, ha decidido presentarse a los comicios.

“Si la oposición decide ir y eso es un camino que permite abrir una brecha y conseguir una mayor institucionalización de la oposición, ¿voy yo a decir que no mando una misión de observación electoral?”, ha cuestionado Borrell, al mismo tiempo que ha señalado que no puede decir desde antes que las elecciones son “fraudulentas” como indica Estados Unidos.

Es más, Borrell ha expresado su pesar de que su antecesora en el cargo, Federica Mogherini, no decidiera enviar en 2019 una misión de observación a las elecciones de Bolivia, que en último término provocaron la renuncia del expresidente boliviano Evo Morales tras un golpe de Estado.

Las declaraciones del también vicepresidente de la Comisión Europea (CE) surgen luego de que algunos senadores demócratas de EE.UU. acusasen al Gobierno español de Pedro Sánchez de “estar fuera de democracia” por su política latinoamericana. Por su parte, Julissa Reynoso, propuesta como nueva embajadora de Washington ante España y Andorra, dijo que estaba “bastante familiarizada con la mediocre política de España” frente a países como Cuba, Venezuela y Nicaragua, todos objetivos de las medidas unilaterales del Occidente.

La UE decidió a finales de septiembre enviar la referida misión de observación electoral a Venezuela, luego de determinar que el Gobierno de Nicolás Maduro ha dado “pasos positivos” como la composición más plural del Consejo Nacional Electoral (CNE) o una mejor relación con las organizaciones humanitarias que operan en el país. Esto, después de visitar el pasado julio Venezuela para evaluar las condiciones electorales del país.

El equipo de observadores permanecerá en Venezuela hasta que finalice el proceso electoral que ha convocado a más de 21 millones de venezolanos para elegir a 23 gobernadores y 335 alcaldes, cargos para los que se postulan cerca de 5000 ciudadanos, de casi medio centenar de organizaciones políticas.

(HispanTV)

Comentarios Facebook