Muchas personas usan auriculares en su día a día, y a veces siguen llevándolos a pesar de no estar escuchando nada. Utilizar este popular dispositivo por un largo período de tiempo puede provocar varias enfermedades, advierte el otorrinolaringólogo Vladímir Záitsev. Pero, ¿cómo evitarlo?
 
Si tu oído permanece tapado durante mucho tiempo, es posible que se genere una otitis fúngica, sobre todo si usas audífonos o llevas auriculares para cumplir con tus deberes laborales (por ejemplo, si trabajas en atención al cliente), explica el experto.
 
Otro problema estriba en que el conducto auditivo contiene cera, y, si tapamos el oído con un auricular, empujamos esta sustancia hacia el interior y la prensamos. Luego la cera se pega al tímpano, y se forma así un tapón de cerumen grueso. Al principio, el oído se tapará, después de lo cual se desarrollará una otitis externa, alerta Záitsev.
 
Además, escuchar música alta durante largos períodos de tiempo también provoca problemas auditivos. Para evitar problemas, hay que escoger correctamente los auriculares, aconseja el médico. Le parecen buenos los auriculares pegados de estudio, ya que tapan completamente el pabellón auricular y nos aíslan de los sonidos ambientales, explica.
 
(Sputnik)
Comentarios Facebook