Existe un grave riesgo de que la Unión Europea pretenda cumplir en Venezuela el mismo criminal papel que desempeñó la Organización de Estados Americanos en las elecciones presidenciales de Bolivia en 2019: desconocer el resultado y desestabilizar el país, advirtió el filósofo y comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela en una nueva emisión de su programa Desde donde sea.

El tema fue ampliamente analizado y coincidió con el Día de la Resistencia Indígena, tema claramente vinculado a los empeños injerencistas de Europa en América Latina.

“Hoy es un día importante porque se conmemora el peor genocidio que ha vivido la humanidad, que comenzó con la llegada de Cristóbal Colón a estas tierras. Él creyó hasta su muerte que era parte de la India. Se puede pensar que la actualidad no tiene nada que ver con este genocidio, pero es más actual que nunca. En nuestros días seguimos, desgraciadamente, haciendo frente a propósitos racistas, colonialista, xenófobos, genocidas por parte del reino de España y de algunos de sus súbditos en responsabilidades de poder. Por ejemplo, las ingratas, desgraciadas y graves declaraciones de Joseph Borrell, quien en pleno siglo XXI se permite decir que las elecciones venideras  de Venezuela solo serían válidas si así lo confirma la Unión Europea. Es un despropósito histórico que no podemos dejar pasar por alto”, aseveró.

Añadió que “a Venezuela le costó muchísimo, dos décadas, lograr cambiar aquel mito nauseabundo y colonialista según el cual, Colón descubrió algo. O peor aún, que fue un encuentro de dos culturas. No. Se trata de un genocidio que no ha sido reconocido a esta altura por el reino español. Seguimos esperando una disculpa histórica que no termina de llegar. Por el contrario, tenemos que soportar desfiles fascistas para celebrar la muerte, el asesinato, la esclavitud, la expoliación de los indígenas que poblaban nuestras tierras y de los afrodescendientes que ellos arrancaron de la madre África y que trasladaron en barcos para suplir a los indígenas en el trabajo duro”.

“Parece estar de más mis palabras –prosiguió-, pero a raíz de las declaraciones del súbdito español Borrell tenemos que decir que ni los españoles ni los europeos descubrieron nada. Quiero que vean a un tío, un abuelo de todos nosotros, el gran escritor Eduardo Galeano, quien también incursionó en la televisión.

Mostró un video de Galeano en el que toca el tema:

“En 1492, los nativos descubrieron que eran indios, descubrieron que vivían en América, descubrieron que estaban desnudos, descubrieron que existía el pecado, descubrieron que debían obediencia a un rey y a una reina de otro mundo y a un dios de otro cielo, y que ese dios había inventado la culpa y lo vestido, y había mandado que fuera quemado vivo quien adorara al sol y a la luna y a la tierra y a la lluvia que la moja”, expresa el intelectual uruguayo, autor del icónico libro Las venas abiertas de América Latina.

Presentó luego una ilustración de Iván Lira, en la que un perro con el rótulo Europa le olfatea el trasero a otro can que tiene la cara del Tío Sam.

Observación en jaque

Entró en materia con las declaraciones de Borrell, que ponen «en jaque» la misión de observación de la UE, que ya se ha inventado todo tipo de excusas para no venir a acompañar los procesos electorales venezolanos.

Son graves sus declaraciones porque pretende que el resultado de las elecciones en Venezuela depende del dictamen de Europa.

El pasado 8 de octubre, Joseph Borrell, jefe diplomático de la Unión Europea, ofreció declaraciones injerencistas y altisonantes sobre el papel que, en su decir, tendría que cumplir la Misión de Observación Electoral que el bloque comunitario enviará a Venezuela para el 21 de noviembre.

En una intervención en el Forum de Europa, contraviniendo lo acordado con el Consejo Nacional Electoral, Borrell aseguró que la misión ofrecería «garantías» a la oposición y solo su informe «legitimará o deslegitimará» el proceso. 

Presentó el video de las declaraciones de Borrell, en las que dijo: 

 “Con respecto a Venezuela, no tenemos menos ganas que los americanos de cambiar la situación actual, pero para hacerlo hay cosas que nos parecen positivas y otras que nos parecen contraproducentes. Para coger al toro por los cuernos, sobre mi decisión de enviar una Misión de Observación Electoral a las próximas elecciones regionales y locales en Venezuela. A los americanos no les ha entusiasmado la idea. Uno tiene que tomar decisiones sopesando ventajas e inconvenientes. Y si toda la oposición se presenta a esas elecciones, incluso los partidos del señor Guaidó, creo que debemos acompañarles porque es una mayor garantía para ellos que estemos presentes auditando el sistema. ¿Esto legitima al gobierno de Venezuela, a Maduro? No. Lo que le legitimará o deslegitimará será el informe de la misión. Lo que digan después de haber ido sobre el terreno  y observado lo qué pasará. Lamento que mi antecesora no hubiera mandado una misión electoral a Bolivia porque si lo hubiera hecho habríamos sabido lo que pasó en Bolivia, sin tener que referirnos a los que fueron y nos contaron su versión de la historia. A esas elecciones (a las que toda la oposición va) seguro que no son como en Suiza, seguro… No puede usted esperar que en Venezuela las elecciones sean como en el país más democrático del mundo, pero si la oposición decide ir y eso es un camino que permite abrir un brecha y conseguir una mayor institucionalización  de la oposición, ¿voy yo a decir que no mando una Misión de Observación Electoral porque las elecciones son fraudulentas? Pues, ¡vaya el ánimo que les daría para que se presenten!”.

Opinó el presentador del espacio que este discurso “es un compendio, una enciclopedia de frases colonialistas, racistas y xenófobas. Suiza, el paraíso fiscal suizo, sería, a su entender, el país más democrático del mundo. ¡Vaya que despropósito, vaya que actitud tan colonialista. Vaya que criterios occidentales, eurocéntricos, completamente demodé, pasados de moda está avanzando este señor Borrell y qué bueno es criticarlo un 12 de octubre!”.

El usuario Diógenes comentó que la mentalidad colonial expresada por Borrell tiene, infortunadamente, mucho eco en los sectores conservadores de América Latina.

“Me das pie para hacer una crítica a cierta izquierda que se rasga las vestiduras por el tema indígena, que tapiza las redes sociales en días como hoy con rostros indígenas, banderas indígenas, pero ya mañana olvida todo. Así como se critica al colonialismo europeo que celebra el 12 de octubre, hay que criticar a un cierto progresismo que se disfraza de indigenismo, pero no hacen nada real durante el resto del año para ayudar a las poblaciones originarias  que en muchas partes de Latinoamérica se encuentran en situaciones sociales, económicas e incluso políticas deplorables, con expropiaciones, robo de sus tierras, quema de sus tierras. En muchas zonas de nuestra América, los indígenas se encuentran en situaciones de hambre, de mengua, de exclusión social, afectados por el racismo. El 12 de octubre no puede ser solo una moda”, dijo Pérez Pirela.

Volviendo a las declaraciones de Borrell, estas fueron rechazadas por el Gobierno del presidente Nicolás Maduro a través de un comunicado, en el que denunció las pretensiones de Bruselas de «usar la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea en beneficio de una parcialidad política». 

“Este accionar no es nuevo, podemos ver lo que pasó en un país (de mayoría indígena por cierto) como Bolivia, donde la misión electoral dela Organización de Estados Americanos apoyó un golpe de Estado. ¿Será que la UE va a jugar en Venezuela el rol que tuvo la OEA en Bolivia. A mí me huele que sí. La UE está haciendo las veces del policía bueno y los EE.UU. el del policía malo. Una vez que esté aquí, la UE va a tratar de desestabilizar el proceso y sus resultados, teniendo en cuenta que en varios estados las oposiciones van divididas y por eso lo candidatos del chavismo tienen muchas posibilidades de ganar. Si los candidatos opositores pierden, por ir divididos, no por fraude ni nada por el estilo, saldría la UE a no reconocer los resultados  con lo que entraría de nuevo el país en un círculo vicioso de desestabiización y desasosiego. La oposición está tan archidividida que el supuesto canciller Julio Borges estaría preparando, según un exvicepresidente colombiano, un golpe de Estado al supuesto presidente encargado, Juan Guaidó, lo que sería un supuesto al cuadrado. La unión monolítica del PSUV versus la extrema división opositora es un dato estructural”.

Caracas señaló que lo dicho por el diplomático violenta lo acordado y firmado entre el CNE y la representación de la UE en Venezuela, además de representar una violación a lo establecido en el Derecho Internacional. 

En un video de Telesur  se reseña el comunicado:

“La República Bolivariana de Venezuela rechaza de manera categórica las declaraciones del Alto Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, Joseph Borrell, formuladas el 8 de octubre de 2021, en las que señala que la Misión de Observación Electoral (MOE) de la UE desplegada en Venezuela para el venidero proceso electoral del 21 de noviembre tiene como objetivo acompañar a la oposición política  del país que hará parte en las elecciones y que lo que ‘legitimará o deslegitimará’ el proceso electoral será el informe que arroje esa misión. 

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela rechaza enérgicamente esas declaraciones que revelan la pretensión injerencista de utilizar la misión de observación de la UE en beneficio de una parcialidad política y en detrimento de lo establecido en el acuerdo suscrito entre el Consejo Nacional Electoral (CNE) y la delegación de la UE en el país y en franca violación al Derecho Internacional.

Un vez más, la UE parece no entender bien su papel en el marco del proceso político venezolano, perdiendo la oportunidad de situarse como un actor respetable, imparcial e independiente para posicionase como una pieza política subordinada a la política exterior estadounidense y de algunos sectores de la extrema derecha, que pretenden socavar el proceso electoral y democrático venezolano.

La República Bolivariana de Venezuela ratifica que no aceptará injerencismo alguno y que una Misión de Observación Electoral con las características descritas por el señor Borrell no será aceptada por nuestro país. La legalidad y legitimidad del proceso electoral venezolano no depende ni dependerá de ningún actor extranjero, sino estrictamente en la soberanía popular, tal como lo contempla nuestra Constitución Nacional.

La República Bolivariana de Venezuela exige a los representantes de la UE abstenerse de manipular políticamente la Misión de Observación  Electoral y a ésta a mantener una estricta conducta de imparcialidad, objetividad, independencia y no injerencia en el proceso electoral venezolano en aras de preservar el debido y legal relacionamiento”.

El CNE se sumó al repudio de la conducta de Borrell. En un comunicado, el ente comicial subrayó que sus afirmaciones constituían un asunto de «gravedad», pues la Misión de Observación Electoral fue aprobada por él mismo. 

 Consignó una nota de LaIguana.TV, titulada: CNE a Borrell: Misión de Observación de la UE mantendrá estricta conducta de imparcialidad. En el texto de la nota expresa:

«La declaración del alto representante desconoce los derechos de la nación venezolana, especialmente la independencia, la libertad, la soberanía, la inmunidad y la autodeterminación nacional contemplados en nuestra Constitución», así como lo acordado entre el CNE y la delegación de la Unión Europea en Venezuela sobre la Misión de Observación Electoral el pasado 28 de septiembre, que establece: 

El organismo mencionó que «estos señalamientos se dan en un contexto de trascendencia política para nuestro país, cuando se están desarrollando procesos de negociación con diversos sectores de la sociedad venezolana en la búsqueda de la estabilización política de la nación».

A pesar de los cuestionamientos, Borrell ha preferido guardar silencio, aun cuando el domingo, en el marco del simulacro electoral, el presidente del CNE, el historiador Pedro Calzadilla, le exigió no solamente explicaciones, sino una disculpa pública al pueblo venezolano. 

Presentó el video de las declaraciones de Calzadilla:

“Hasta esta hora de nuestra declaración, la Unión Europea no ha dado ninguna explicación, no ha respondido nuestra comunicación donde le pedimos explicaciones, de manera respetuosa pero enfática y firme, a nombre de la soberanía, de la autodeterminación y de la República, como poder del Estado. No lo han hecho. He pedido que se adelante una comunicación, en nombre del pueblo de Venezuela, les pido que públicamente tanto la UE como su alto funcionario expresen sus disculpas. Sería  sumamente grave guardar silencio ante un hecho que va contra el espíritu de una elección libre, de una República libre, soberana e independiente. Por eso exigimos no solo que se aclare, sino que se excusen públicamente ante tamaña agresión al pueblo de Venezuela, que es libre y soberano desde hace 200 años. Hemos luchado por mantener esa independencia. El padre Bolívar nos lo enseñó: nada debe poner en riesgo la independencia del país, y estas declaraciones ponen en riesgo nuestra independencia”.

El vicepresidente del CNE, Enrique Márquez, que es opositor, advirtió que las declaraciones de Borrell ponían «en jaque» la Misión de Observación Electoral. 

Presentó el titular de LaIguana.TV: Declaraciones de Borrell ponen «en jaque» misión electoral de la UE: rector Enrique Márquez

El texto señala: «Borrell cometió un error porque el tema diplomático es muy delicado, sumamente delicado y sus declaraciones las rechazo. Debo hacerlo como rector del CNE, porque ponen en jaque a la Misión de Observación Electoral de la UE», dijo Márquez en una entrevista concedida a un medio estadounidense con sede en Miami.

Pese al cuestionamiento, el funcionario, que viene de las filas de la oposición, indicó que todavía tiene la «esperanza y convicción de que este ‘impasse’ pueda ser resuelto y que la UE pueda venir».

Pero no solo los funcionarios criticaron a Borrell y a la UE por sus pretensiones injerencistas y demandaron respeto por la soberanía y las instituciones venezolanas.  Luego de acudir al simulacro electoral, el diputado adeco Bernabé Gutiérrez rechazó lo expresado por Borrell y si bien sostuvo que la Misión de Observación Electoral sería bienvenida, enfatizó que su papel no es «legitimar» las elecciones en Venezuela. 

 En un video de En la pista, Gutiérrez  señala que “la Unión Europea puede venir perfectamente a Venezuela, como pueden venir observadores de otras partes del mundo, pero no a tener injerencia sobre los problemas de los venezolanos. Que vengan a ser observadores neutrales, que ni se parcialicen con el Gobierno ni con la oposición, que vengan solamente a observar porque a ninguno de ellos les gustaría que fuera una delegación venezolana a cuestionar cualquier proceso electoral de Colombia, de EE.UU., de España, de Italia, de Alemania, de Brasil. No, señor, que vengan los que quieran venir, pero a respetar a los venezolanos, a respetar las reglas constitucionales de Venezuela”.

Pérez Pirela comentó que “es penosa la forma como este señor Gutiérrez, a su avanzada edad, se empeña en imitar  la forma de hablar del  expresidente Carlos Andrés Pérez”.

Observador no es árbitro

En entrevista concedida a los medios durante el simulacro electoral del pasado domingo, Nicanor Moscoso, quien preside el Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (Ceela), recordó cuál es el papel de las misiones de observación en unos comicios y criticó soterradamente los procederes de Borrell y las supuestas atribuciones que tendría la misión que Bruselas enviará a Caracas. 

“En el caso del Ceela, nosotros somos estrictamente observadores de los procesos electorales: que se emitan los votos apropiadamente; que la administración electoral funcione de manera correcta;  que el día de las elecciones tengan todos el derecho a ejercer libremente su voto;  que ese voto consignado en las urnas sea el que al final del día se cuente; y que la autoridad electoral entregue el resultado definitivo. Por el sistema que tiene Venezuela, eso es posible el mismo día, no como en el voto manual, que lo que se hace es entregar un avance. Como observadores consideramos que lo único que no podemos hacer es pensar siquiera que somos árbitros o que somos jueces de los procesos electorales de ninguno de nuestros países. Los jueces son los propios venezolanos y para eso tienen sus autoridades, en este caso el Consejo Nacional Electoral. Desde afuera lo que podemos hacer es testificar lo que se ha hecho y luego emitir criterios, observaciones, recomendaciones  para que sean, en el futuro, mejorados los procesos. Consideramos que ningún observador puede inmiscuirse ni pretender que van a ser ellos los que al final digan si las elecciones fueron bien hechas o si el resultado es válido o no. Eso solo puede decirlo, el CNE de la República Bolivariana de Venezuela en este caso”.

El usuario Jorge Vidal opinó que el guion está listo: “La UE tiene el objetivo de desestabilizar las elecciones”.

Finalmente, este lunes 11 de octubre, el portavoz de Exteriores de la UE, Peter Stano, afirmó que la Misión de Observación Electoral del bloque regional «respetará íntegramente los principios de imparcialidad, objetividad e independencia» en las elecciones venezolanas.

Otro titular de LaIguana.TV dice: UE garantiza que su misión de observación no interferirá en elecciones del 21-N

«La UE ha enviado una Misión de Observación Electoral en respuesta a la invitación del CNE. Solo puedo recordar que la misión respeta íntegramente los principios imparcialidad, objetividad e independencia», precisó Stano.

De acuerdo con el portavoz, la UE de ninguna manera pretende inmiscuirse en el proceso democrático venezolano. Además, resaltó que la no interferencia está incluida en el acuerdo administrativo firmado por el bloque regional con el CNE.

En todo caso, los venezolanos en edad de votar parecen estar interesados en concurrir a las urnas en noviembre, como se desprende de la más reciente investigación adelantada por Hinterlaces.

Otro titular de LaIguana.TV se pregunta: ¿Venezolanos participarán en megaelecciones? esto dice última encuesta de Hinterlaces

Óscar Schemel, presidente de la encuestadora venezolana Hinterlaces, informó que según el sondeo realizado en el mes de septiembre sobre la intención de participar en las megaelecciones del 21 de noviembre, 52% de los consultados señaló que asistirá a la fiesta electoral.

En un video, Schemel dijo:

“En este momento, 52% de los venezolanos afirman que definitivamente votarán. Es un  porcentaje importante para unas elecciones de este signo, de gobernadores  y alcaldes. No quiere decir que ese será el porcentaje de participación el 21 de noviembre. Si se mantiene la tendencia, es posible que esté por encima de 40% de participación real, que es la que estamos proyectando desde ahora porque hay un porcentaje importante de venezolanos que declara que va a participar y finalmente no lo hace porque el día de las elecciones no encuentra por quién votar. Ese es el drama de la oposición, que está atomizada. Por cada candidato del chavismo hay como veinte o treinta opositores. La gente percibe división y eso ocasiona desinterés, desencanto, frustración. La disminución de la participación que se prevé se debe a la debilidad de la oposición. En varios estados, la debilidad percibida más grave de la oposición es su división, su atomización”, puntualizó el encuestador.

Colombia, el sempiterno ataque a Venezuela

En la continuación del análisis de la coyuntura actual, Pérez Pirela alertó sobre nuevos intentos de Colombia para alentar la guerra contra Venezuela. Específicamente se refirió al falso positivo de Semana.

La revista colombiana, devenida en aparato de propaganda del uribismo, usó nuevamente sus páginas para arremeter contra Venezuela, esta vez propagando la falsa especie de que Venezuela habría adquirido misiles de fabricación iraní. 

La fake news fue desmontada por el portal venezolano de periodismo de datos abiertos La Tabla, que demostró el carácter fraudulento de los documentos que esgrimía Semana como supuestas pruebas de la adquisición. 

El medio denunció que esta mentira tuvo «el evidente objetivo de promover la guerra entre Colombia y Venezuela» y advirtió que a pesar de haberse comprobado la falsedad de lo dicho por Semana, «se seguirá impulsando la narrativa de ‘los misiles de Maduro’ como parte de la guerra híbrida contra Venezuela».

Presentó un hilo de la cuenta Twitter de La Tabla:

#MisilesDeMaduro El ‘chinazo’ de la  @RevistaSemana montando un #fakenew de la compra de armamento a Irán y Rusia, será una referencia del género. Usan como prueba un informe del anterior comandante general de la aviación: lo firmó el 9SEP 2021 aunque dejó el cargo en JUN 2020.

Resulta qué la edición que circula hoy tiene como tema de fondo la compra y traslado a la base aérea El Libertador #BAEL, de más de 2 mil sistemas de misiles y otras armas compradas a Irán y a Rusia. El ‘cuento’ agrega que llegaron en un Boeing 747-200F, un #Jumbo, en junio 2021.

Cómo prueba de la aseveración Semana utiliza tres comunicaciones ‘secretas’, firmadas por el Ministro para la Defensa, su director de despacho y el Comandante General de la Aviación. Los documentos dan cuenta de los equipos y ordena su uso en la Operación Escudo Bolivariano 2021.

Una primera comunicación (en realidad 2) del 16JUL 2021 fue enviada al @CODAI_FANB con inventario de los equipos desembarcados del Jumbo de la iraní Fars Air Qeshm, en junio. La firma el G/J Vladimir Padrino y el director de despacho de la Defensa, M/G Gerson Enrique Labrador.

La segunda comunicación es del 16SEP 2021 y es la que confirma que la noticia es falsa. La firma el G/J Pedro Juliac Lartiguez con el cargo de Comandante General de la Aviación. El detalle es que dejó ese cargo el 7JUL 2020 al ser designado segundo comandante del #CEOFANB.

Por lo tanto desde hace 15 meses el Comandante General de la Aviación es el M/G José Rafael Silva Aponte, quién fue ratificado en el comando en julio pasado. Por lo tanto debería ser su identificación y rúbrica las que aparezcan en la carta de septiembre.

El ‘pequeño desliz’ acabó con el esfuerzo de la  @RevistaSemana por apuntalar su falsa información, creada con el evidente objetivo de promover la guerra entre Colombia y Venezuela. Esas cosas pasan cuando la fuente es @Wikipediay el artículo sobre el tema no ha sido actualizado.

Aunque la ‘confusió’ con el Comandante General de la Aviación es suficiente para desmontar el fake, hay más inconsistencias para el #factchecking. Uno, la base aérea es ‘El Libertador’ y no ‘Libertadores’. Dos, el segundo nombre del M/G Labrador es Enrique y no ‘Enriquez’.

Sabemos que a pesar de éste chequeo de los hechos, que determina que la «investigación» de la @RevistaSemana es ficción, se seguirá impulsando la narrativa de «los misiles de Maduro» como parte de la guerra híbrida contra Venezuela. Por eso les pedimos compartir este hilo.”

Por su lado, el ministro de Defensa venezolano, Vladímir Padrino López, tachó la operación propagandística de «bodrio» y de «olla mal montada», al tiempo que señaló que el propósito de la oligarquía colombiana es «perturbar la paz de la República». 

En un video de la cuenta Twitter de Madelein García, Padrino López dice: “¿Te refieres a un bodrio que salió por ahí en un medio de comunicación colombiano?  Bueno, creo que la palabra que he utilizado lo identifica: un mal montaje, una grosería para el público de ese medio. Está lleno de mentiras, de montajes, de documentos falsos. Pero no es de extrañar porque es un medio de la oligarquía colombiana que tiene como propósito perturbar toda la paz en la región. Es una oligarquía que encarna el subpresidente Iván Duque y todo su séquito de delincuentes. No merece ningún comentario. Me da mucha tristeza que un medio de comunicación se esté prestando para las artimañas, el desespero político que existe en Colombia para tratar de salvar lo insalvable, lo que dejó de hacerse por el pueblo de Colombia en estos últimos cuatro años. Es una olla completa, no merece más ningún comentario de mi parte”.

Ejecución de dos adolescentes venezolanos en Colombia

El pasado sábado 9 de octubre, lugareños del municipio Tibú, en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, retuvieron a dos menores de edad, tras sorprenderlos hurtando en un establecimiento. A las horas, los adolescentes aparecieron ejecutados en la vía pública.

En un video que da cuenta del momento de su captura y que se viralizó a través de las redes sociales, un señor de la comunidad advierte que los entregarán a la policía para evitar que aparezcan «por allá tirados en alguna orilla de las carreteras», que fue  exactamente lo que sucedió. 

Uno de los jóvenes aún no ha sido identificado, y del otro se conoce apenas el nombre, según la Fiscalía venezolana. Lo que sí se sabe es que ambos eran venezolanos, y que sus cuerpos no han sido reclamados en la morgue colombiana.

Presentó un video del fiscal Tarek William Saab:

 “Hemos visto imágenes de ese brutal hecho que ha conmocionado a la opinión  pública nacional e internacional, pero que no existe para las autoridades colombianas, cosa que no nos asombra. Si para sus propios connacionales no ha existido justicia, ellos dirán que para estos dos niños venezolanos son menos que objetos, menos que bestias de carga que no merecen justicia, pero aquí la estamos reclamando y la vamos a reclamar en todos los organismos internacionales que tienen que ver con derechos humanos porque acusamos directamente al Gobierno de  Iván Duque de estos dos asesinatos que se suman a una serie de crímenes”.

El fiscal aseguró que fue una detención ilegal, que los niños fueron atados de manos y, según una persona de la comunidad serían entregados a las autoridades policiales para salvarlos de aparecer muertos en la vía pública. Luego llegaron individuos armados que se los llevaron, tras lo cual, efectivamente, fueron encontrados sin vida en la calle. Tenían impactos de armas de fuego y un cartel que decía “ladrones”.

“Ustedes se imaginan a un país donde se agarra a unos niños robando, los amarran, los graban en video, supuestamente para que no los maten y terminan asesinados en una calle. ¿En qué se ha convertido Colombia, qué sociedad de mierda, qué putrefacción, qué asco? Y ante eso, no pasa nada. Los jóvenes salieron a protestar y terminaron sin ojos o descuartizados, flotando en los ríos. Y no pasa nada. ¿En qué se ha convertido Colombia? -comentó el moderador-. Y cuando vamos a ver el accionar de su presidente, colocado y dirigido por Uribe, en vez de estar pendiente de las aberraciones de esa sociedad carcomida moral y políticamente, lo que está es centrado en seguir atacando a la República Bolivariana de Venezuela, que con 30 millones de habitantes, tenemos 6 millones de colombianos que escaparon de allá”.

Las nuevas arremetidas de Duque: declaraciones a O Globo

Otro titular de LaIguana.TV muestra las declaraciones de Duque a O Globo: Lo último de Duque: dice que está unido con Bolsonaro por la «democracia» en Venezuela.

El presidente colombiano, Iván Duque, aseguró que su Administración trabaja con la de Jair Bolsonaro, por «la libertad y el progreso» de la región y muy particularmente, «en la defensa de la vuelta de la democracia» en Venezuela, reseña efe citando una entrevista que concediera Duque al diario O Globo.

“¿Pueden estos dos hablar de democracia? A Bolsonaro no lo dejaron entrar a un partido de fútbol en el país del cual es presidente por no estar vacunado. Los dos están fuera del poder. Los votos populares los van a sacar. El uribismo está fuera del poder a menos que asesinen a Petro, lo cual no sería extraño. Según Duque, él y Bolsonaro son una especie de Batman y Robin. Me imagino que la democracia que quiere que vuelva a Venezuela es esa en la que se detiene a niños por robar chupetas y aparecen asesinados luego, sin que pase nada”,  acotó Pérez Pirela.

También se enorgulleció de haber construido «un cerco diplomático» contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro que «no tiene precedentes en América Latina».

Al respecto, el presentador exclamó: “¡Qué gran logro!: acosar a un país y a un presidente. Es el  mundo patas arriba del que hablaba Galeano, el intelectual con el que comenzamos nuestro programa de hoy”.

Otro punto del que se permitió emitir opiniones, fue el diálogo que desarrollan representantes del Gobierno bolivariano y la oposición en México, a pesar de que su país no está acompañando, facilitando o mediando el proceso. 

En ese orden, indicó que fue «la presión diplomática de quienes no reconocen» a Maduro lo que «lo obligó a sentarse en una mesa para negociar con la resistencia democrática».

“Falso: Trump, Uribe y sus hijos, Leopoldo López y Juan Guaidó eran quienes no querían nada de diálogo. Lo suyo eran golpes de Estado, invasiones, magnicidios, guarimbas, desestabilización, bloqueo, sanciones. La cruda verdad es que ni Trump ni Duque ni Bolsonaro ni Piñera ni Borrell pudieron con Maduro y al verse derrotados no tuvieron otra alternativa que sentarse a negociar. Ahora dice que lo obligaron a dialogar”.

Además, dijo al diario brasileño que aunque considera que (el diálogo) es un «espacio válido», manifestó su escepticismo «en relación con la verdadera voluntad» del Gobierno bolivariano, al que acusó sin pruebas de intentar «enrollar» las negociaciones «como ya hizo otras veces».

“¡Qué tiene que opinar Duque sobre las conversaciones entre venezolanos! ¿Qué carajo tiene que decir el señor Duque sobre diálogos en Venezuela, si tiene a su país encendido de fosas comunes, masacres y niños asesinados?”, recalcó Pérez Pirela.

Estas declaraciones se hicieron públicas justo un día antes de que el mandatario viajara a Washington y Nueva York en una supuesta «visita de trabajo» y a cinco días de que inicie la nueva ronda de conversaciones en México. 

Visita de Duque a EE.UU.

Con respecto a la visita del presidente colombiano a EE.UU.  –la segunda en menos de un mes-, La Tabla reveló que en su agenda están previstos encuentros con personeros de la Administración Biden y de organismos multilaterales que «han sido determinantes» en la imposición de sanciones a Venezuela. 

El hilo de La Tabla explica:

#Tablazo. La agenda del presidente colombiano Iván Duque, hoy en #Washington, contempla un conjunto de reuniones con actores que, desde el gobierno de EEUU y de organismos multilaterales, han sido determinantes para la aplicación de sanciones económicas a Venezuela.

Entre otros tiene una cita con David Malpass, presidente del Banco Mundial, quién según confesión del propio pseudoprocurador especial» José Ignacio Hernández, colaboró para favorecer a la empresa ConocoPhilips en su disputa contra Venezuela y para apoderarse de #Citgo.

También lo hará con el ex integrante del Consejo Nacional de Seguridad durante la Administración Trump, Mauricio Clavier, quien diseñó y desarrolló la estrategia contra Venezuela (durante el anterior gobierno gringo) y ahora es presidente del Banco Interamericano de Desarrollo #BID.

Y finalmente, por mencionar solo tres, con la Fundación Howard Buffett, del filántropo del mismo nombre (hijo del tercer hombre más rico del mundo), financista de proyectos en el Catatumbo y quién visitó la frontera días antes del intento de ingreso de ayuda humanitaria FEB 2019”.

Pérez Pirela insistió en que a Duque no le preocupan los gravísimos problemas de Colombia, sino atacar a la Revolución Bolivariana y por eso se va a reunir con los archienemigos del pueblo venezolano.

Reunión de Freddy Guevara con tres senadores de EE.UU.

Subrayó el moderador de Desde donde sea otra información significativa: la reunión de Freddy Guevara con personajes de la ultraderecha estadounidense. “Para el público de otros países, recordemos que este señor estaba preso por terrorista, por su alianza con el delincuente apodado ‘el Koki’ para llenar a Caracas de violencia. Él mismo es un líder negativo, responsable de muertes en disturbios violentos en años anteriores, pero el Gobierno lo liberó en aras del diálogo y ahora es parte de la mesa de México y anda en estos encuentros en el exterior”.

Otro titular de LaIguana.TV da cuenta de esta noticia: ¿Fue a recibir líneas? Freddy Guevara se reúne con tres senadores gringos (+diálogo) 

Freddy Guevara, dirigente derechista que representa los intereses de Juan Guaidó y Leopoldo López en el diálogo, informó en Twitter que se reunió con los senadores estadounidenses Dick Durbin, Bob Menéndez y Tim Kaine, a quienes calificó como «de los más influyentes dentro del Partido Demócrata y del Senado en general».

Según Guevara, en el encuentro conversaron «sobre el proceso de México, la situación humanitaria, los presos políticos» y el supuesto «compromiso de Estados Unidos» con el pueblo de Venezuela y Guaidó, a quien la Administración Biden insiste en seguir llamando «presidente».

Como dato destaca que cuando Iván Duque visitó EE.UU. para acudir a la Asamblea General de la ONU a mediados de septiembre, participó en un evento en el Woodrow Wilson Center sobre la migración venezolana, en el que también estaba invitado Kaine, según reseñó el diario colombiano El Tiempo”, cierra el hilo citado. 

“Se reúne con estos tipos y luego va para la mesa de diálogo. Se mueven los lobbies más extremistas contra Venezuela con la participación de gente como Duque y este terrorista Guevara. Vienen acciones violentas para desestabilizar. No tengan la menor duda”, vaticinó Pérez Pirela.

Comentó que el presidente Maduro ha planteado ya varias denuncias y advertencias sobre los esfuerzos de Colombia y EE.UU. para sabotear el diálogo 

Estos movimientos y ataques no parecen ser coincidenciales. Prácticamente desde que el Gobierno venezolano y el ala más radical de las oposiciones acordaron sentarse en México, el presidente Maduro ha advertido acerca de los intentos que avanzan Washington y Bogotá para sabotear las conversaciones. 

Si bien el mandatario se ha mostrado optimista acerca de los resultados de las conversaciones y luego de dos meses ya hay algunos frutos, no ha dejado de reiterar los peligros que se ciernen sobre el proceso, que amenazan con dar al traste con todos los esfuerzos. 

A mediados de agosto, cuando apenas las partes habían suscrito el Memorándum de entendimiento, Maduro aseguró en una rueda de prensa que tenía pruebas de que la Administración de Iván Duque tenía la intención de torpedear las negociaciones. 

Un video de Telesur reseña las palabras del mandatario:

“Aunque de Colombia tenemos informaciones preocupantes  que daremos a conocer en los próximos días de la conspiración de Iván Duque para sabotear este acuerdo, las negociaciones de México, con acciones, con sicarios y criminales”

Apenas tres semanas después, al presentar un balance sobre la segunda ronda del diálogo, el jefe de Estado reiteró sus denuncias sobre el interés de EE.UU. y Colombia para boicotear las conversaciones. 

Particularmente, se refirió a presiones que habrían recibido miembros de la delegación opositora directamente desde la Casa de Nariño para que dieran un puntapié a la mesa y acusó a Duque de «asaltar» Monómeros con el fin de romper las negociaciones. 

En el video, Maduro expresó:

“Pero también tengo que denunciar ante los venezolanos y las venezolanas las conspiraciones que hay contra el diálogo. El propio día de ayer, desde Colombia, se pretendió dar órdenes, desde el palacio presidencial, a miembros de la delegación en México para que rompieran las negociaciones. Y, en medio de las negociaciones difíciles sobre estos temas, el Gobierno de Colombia ordenó el allanamiento y el asalto de nuestra empresa de fertilizantes en Colombia, Monómeros.  Fue una provocación para generar una reacción de nuestra parte y se rompiera el diálogo”.

A fines de septiembre, el presidente Nicolás Maduro señaló al diplomático estadounidense James Story, designado por la Administración Biden para Asuntos de Venezuela con despacho desde la capital colombiana, de pretender «destruir el diálogo».

El titular de LaIguana.TV respecto a esa declaración rezó: «Quería destruir el diálogo»: la denuncia de Maduro contra James Story. En la nota se señala que «esta semana el diálogo fue tiroteado. Este señor, Story, (…) quería destruir el diálogo esta semana. ¿La intención y las declaraciones del señor Story son parte de una orden que ha dado la Casa Blanca para destruir el diálogo? ¿Quieren destruir al diálogo en EE.UU.?», cuestionó en una intervención televisada. 

Maduro se refería a declaraciones en las que pretendió condicionar el levantamiento de las sanciones a la obtención de los resultados que la Casa Blanca esperaba e incluso amenazó con la imposición de medidas coercitivas adicionales. 

Las palabras de Story también fueron respondidas por la vicepresidenta Delcy Rodríguez, quien reaccionó contra él por insultar a los delegados de la Plataforma Unitaria, a quienes parecía que les daba «órdenes». 

El Gobierno y la oposición extremista se verán nuevamente las caras en México este viernes 17 de octubre y se prevé que los intercambios se extiendan hasta el domingo 19.   

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook